Comparte
Dic 02/2019

Cinco consejos para tener mejores erecciones

Foto: Unsplash

Una cosa importante: si notas cualquier cosa extraña en tus erecciones, antes o después, ve al doctor.

Cuida lo que comes

Si eres lo que comes, yo soy un gigantesco cheeto. He aceptado mi destino. Pero tú no tendrías por qué hacerlo: comer mal podría afectar tus erecciones. 

Para tener una buena erección requieres que tu sistema cardiovascular funcione adecuadamente. Por lo tanto, el alimento para el pene es el alimento del corazón. Aww. 

Checa: Es rico, sí, pero en realidad el sexo no es una necesidad: te explicamos

El secreto para mantener una circulación sana es el óxido nítrico (NO).

El NO ayuda a la dilatación y nutrición de las arterias y se encuentra en varios alimentos: vegetales, frutas, leguminosas, granos. 

Otros alimentos también ayudan a la circulación, como el chocolate (en pocas cantidades), el vino (no tanto como para que pierdas tu erección y le termines llamando a tu ex para llorar), entre otros. 

Así ño.

Es importante que mastiques la comida. Quizás te encante tragártela apenas la metes a tu boca (y también la comida) pero tu lengua tiene varias bacterias que sirven para absorber el NO de la comida que pruebes y para que actúen, necesitas masticar.

También vale la pena que evites ciertos alimentos. Cada vez hay más evidencia de que comer demasiados productos de origen animal está relacionado con enfermedades del sistema cardiovascular, así como al cáncer de próstata (ojo aquí, hombres que creen comer carne es una demostración de masculinidad). 

Te interesa: “Me gusta ver a mi pareja con otras personas”. Todo sobre la práctica llamada cuckold

No es que debas dejar la carne, pero sí ayudaría mucho si disminuyeras su consumo. Y de paso estarías ayudando al planeta, pues la industria ganadera genera cantidades masivas de dióxido de carbono y contaminación. 

¿Nutrir a tu pene puede ser parte de la lucha contra el cambio climático? Solo si crees en ti mismo.

Contrólate, plis.

También vale la pena evitar los fosfatos. Los fosfatos son aditivos que se encuentran en varios alimentos procesados (como en los cheetos que me dan identidad, aunque también en refrescos) y cuando los consumes en niveles elevados puede provocar la calcificación de tus arterias, causando disfunción eréctil y enfermedades cardiovasculares, yikes. 

En resumen: no cockbloquees a tu propio pene: come bien. 

No te pierdas: Todo, en serio todo, lo que quieres saber sobre el VPH

Y ya que mencioné la disfunción eréctil, checa este video:

Haz ejercicio

El secreto para una buena erección es un buen corazón. 

Y aunque no me refiero a que dejes de ser un fuckboy —que tampoco te vendría mal, acá entre nos—, sí es importante mantener tu circulación lo más óptima posible. T

También vale la pena cuidar tu corazón para evitar un infarto, supongo, pero pues hay que tener prioridades. 

Lee: Las mujeres también sienten las famosas “blue balls”. ¿Qué?, ¿cómo?

Tener un estilo de vida sedentario incrementa diez veces la posibilidad de tener problemas de erección.

Además, poca actividad física provoca la acumulación de toxinas en la sangre, afectando al NO.

Estaría bien padre poder levantar gatitos, awwww.

El ejercicio aeróbico regular ha demostrado ser un buen remedio para esto. 

Ten cuidado con dos cosas: el exceso de ejercicio podría provocar una baja en la testosterona (aunque esto solo debería preocuparte si eres deportista de alto rendimiento) y parece ser que en algunas personas el uso prolongado de la bicicleta podría apretar y lastimar nervios y venas del pene, aunque esto puede ser solucionado aliviando la presión al pararte sobre los pedales o cambiando de asiento por uno más cómodo (por ejemplo: su carita). 

También recuerda hacer ejercicios de Kegel. Los kegels son el crossfit de los genitales. Hacer 3 o 5 series puede tener beneficios como tener mejores erecciones, retrasar la eyaculación y, aparentemente, orgasmos más intensos. Nada mal.

No, los ejercicios Kegel no solo son para mujeres. Mira:

En resumen: si quieres más diversión en la cama, salte de la cama.

Deja el porno 

Hay una zona en tu cerebro llamada corteza cingulada anterior que se encarga de motivar el deseo de ver cosas nuevas y distintas. 

Cuando miras mucha pornografía, esa zona del cerebro primero se emociona pero luego se aburre y pide más.

Un poco de estimulación no está mal, pero si lo haces demasiado tiempo, esa zona del cerebro se hará menos sensible y requerirá de más estimulación para sentirse satisfecha, traduciéndose en mayor dificultad para excitarte y tener erecciones.

El putamen, otra estructura cerebral que participa en el proceso de mandar señales del cerebro al pene para su erección (así como en el proceso de hacerme reír cuando la nombro en voz alta porque tengo 5 años), también baja de actividad cuando miras mucha pornografía.

Sí, bájale a tu dosis de porno.

Aparte de esto, hay encuestas que parecen indicar que en matrimonios heterosexuales en los que el hombre ve demasiada pornografía suelen haber problemas y bajan los índices de felicidad matrimonial. Yikes x2.

¿Alguna vez has pasado más tiempo buscando porno que, de hecho, viéndolo? ¿Alguna vez has sentido que el porno que antes te satisfacía ahora te aburre? Si sí, es hora de dejarlo, aunque sea por un tiempo.

Si esto no te convence, hay otro un argumento contra la pornografía mainstream que encuentro muy convincente: es muy difícil saber si la(s) persona(s) que estás viendo en el video está ahí porque quiso o si, más bien, está siendo víctima de trata o el video se subió sin su consentimiento. Yikes x3.

En resumen: concéntrate en tu porno real, en vez del virtual.

Desintoxícate

Los penes son como los cigarros: no me gustan los cigarros. Pero a los penes tampoco les gustan los cigarros, porque afectan al NO, así que supongo que todo está en balance y los penes y los cigarros y yo podemos no gustarnos en paz. 

O no sé. No soy poeta ni matemático, ¿qué esperan de mí? 

El exceso de alcohol también afecta a las erecciones, porque daña los nervios que estimulan al pene (la mitad de los alcohólicos padecen disfunción eréctil), así como afecta al NO.

La cocaína y los opioides son otras de las drogas que pueden llegar a afectar a tu pene.

En resumen: no te drogues, pero si lo vas a hacer, disminuye riesgos.

Una razón más para dejar de fumar, mano.

Duerme bien

Cuando duermes, la testosterona emerge, promoviendo la salud circulatoria y nerviosa de tu pene. 

Con apenas algunas noches de dormir menos de 5 horas, tus niveles de testosterona descenderán significativamente (algo así como envejecer 10 o 15 años).

Además, la falta de sueño está relacionada con irritabilidad, estrés y depresión, lo que puede matar tu libido. Yikes x4.

Así que ponte la pijama y duerme a tus horas. Tu pene te lo está implorando.

En resumen: este paso es tan sencillo que lo puedes hacer mientras duermes, literalmente.  

Toda la información para este texto fue tomada de “The Penis Book” de Aaron Spitz, MD.