Comparte
Ene 07/2020

¡Feminismo para todes! 10 libros para entenderlo (y abrazarlo)

A raíz del movimiento #MeToo, miles de mujeres alrededor del mundo hemos alzado la voz contra la violencia de género.

Sin embargo hay muchas personas que cuestionan al feminismo, otras que lo ridiculizan y algunas más que quieren acercarse a él, pero no saben cómo.

Ve: ‘Nosotras’, el crudo documental que revela la violencia feminicida

Porque las consecuencias más graves del machismo son la violencia y el feminicidio, pero las mujeres también nos enfrentamos todos los días, desde que nacemos, a pequeñas prácticas machistas que se han normalizado: la inivisibilzación laboral o familiar, la brecha salarial, el mansplaining, el techo de cristal y más.

Por eso te presentamos estos 10 libros que te ayudarán a acercarte poco a poco al feminismo y a comprender por qué es una lucha necesaria para tener un mundo mejor, uno en el que quepamos todes.

Confesiones de una mala feminista – Roxane Gay

La lucha por los derechos de las mujeres ha tomado el mundo por asalto, pero ¿por qué muchas de sus simpatizantes caen en tantas contradicciones? ¿Por qué parece haber tantas malas feministas? Roxane Gay, profesora universitaria, colaboradora de The New York Times, ensayista y novelista con más de un millón de visitas en su charla TED sobre feminismo, tiene algunas respuestas a esas preguntas.

Feminismo para principiantes – Nuria Varela

A través de preguntas, Nuria Varela explica con ligereza por qué el feminismo ha sido ridiculizado, por qué las feministas han sido tratadas de “marimachos”, feas o mujeres sexualmente insatisfechas y de dónde proviene el feminismo radical.

Un libro necesario para quien quiere saber cómo inició la aventura fascinante de cambiar el mundo a través del feminismo.

Morder la manzana. La revolución será feminista o no será – Leticia Dolera

Después de protagonizar REC 3, la actriz, guionista, directora y escritora Leticia Dolera escribió este libro, donde explica qué significa ser feminista a través de anécdotas propias y ajenas que te llevarán a comprender por qué todas deberíamos ser feministas.

Checa: ¿El violador eres tú? Familiares son los principales agresores sexuales de niñas en México

El Pequeño gran libro de las grandes feministas – Julia Perpont

La sociedad patriarcal se ha encargado de invisibilizar el papel de las mujeres en la historia. Este libro recupera las vidas de fantásticas mujeres que cambiaron el mundo a su manera.

En este libro, la escritora de The New York Times, Julia Pierpont y la artista Manjit Thapp combinan relatos breves y sorprendentes con retratos de mujeres que sacudieron la tierra, rompieron techos e hicieron explotar los moldes.

Aquí podrás encontrar las historias de vida de mujeres como Pussy Riot, Michelle Obama, Yayoi Kusama, Madonna y Sor Juana.

Teoría King Kong – Virginie Despentes

“Escribo desde la fealdad, y para las feas, las viejas, las camioneras, las frígidas, las mal folladas, las infollables  todas las excluidas del gran mercado de la buena chica, pero también para los hombres que no tienen ganas de proteger, para los que querrían hacerlo, pero no saben cómo, los que no son ambiciosos, ni competitivos, ni la tienen grande.”

En este libro, Despentes comparte su experiencia para hablarnos sin censura de la violación, la prostitución, la represión del deseo y también de cómo el machismo afecta a los hombres.

Todos deberíamos ser feministas – Chimamanda Ngozi Adichie

Chimamanda Ngozi Adichie nos regala, en un libro ligero y anecdótico, una definición particular de lo que significa ser feminista en el siglo XXI.

Conoce: 10 programas que demuestran que el feminismo no ha matado a la comedia 

Con un algo de humor, esta autora explora el papel de la mujer actual y apunta ideas para hacer de este mundo un lugar más justo.

“Hoy me gustaría pedir que empecemos a soñar con un plan para un mundo distinto. Un mundo más justo. Un mundo de hombres y mujeres más felices y más honestos consigo mismos. Y esta es la forma de empezar: tenemos que criar a nuestras hijas de otra forma. Y también a nuestros hijos”.

Los hombres me explican cosas – Rebecca Solnit

A través de breves ensayos, Rebecca Solnit explica cómo los hombres muestran autoridad que no se han ganado, e incluso sobre temas que no conocen, mientras que las mujeres han sido educadas para aceptar esa realidad sin cuestionarla.

Este libro pone el dedo en la llaga llamada “los micromachismos y las pequeñas violencias que hemos normalizado toda la vida”.

Cómo ser mujer – Caitlin Morán

Caitlin Morán aborda algunos aspectos de su propia vida para contarnos Cómo ser mujer, sin vergüenza, con humor, con humor negro.

Lo mejor de este libro es que la autora aborda con absoluta naturalidad y desde una perspectiva feminista sus relaciones con su cuerpo, los hombres, el trabajo, su familia.

También derriba los estigmas sobre cómo debe ser una mujer “buena”.

Idiotizadas – Moderna de pueblo

Este libro es una deconstrucción súper cómica de los cuentos de hadas. Un libro que podrás acabar en un solo día y te hará sonreír más de una vez.

En él, Moderna de pueblo ha crecido escuchando frases como “eso no es propio de una señorita” o “el día de tu boda será el más feliz de tu vida”. Pero después de mudarse a la ciudad y conocer a Zorricienta, Gordinieves y la Sirenita Pescada, va despertando de todas esas idiotizaciones y empieza un largo camino para desaprender todo lo que nunca debieron enseñarle.

Te recomendamos: “Todos hemos acosado”, la campaña de hombres para hombres para que #DejemosDeHacerlo

Un cuarto propio –  Virgina Woolf

Este es un clásico que nunca pasa de moda y que ha marcado la vida de muchísimas mujeres. Apenas puedo creer lo adelantada que Virgina Woolf estaba a su época.

Si no me crees, mira esta cita:

“Supongan, por ejemplo, que los hombres sólo figuraran en la literatura como amantes de las mujeres, y nunca como amigos de los hombres, soldados, pensadores, soñadores (…), la literatura se empobrecería de un modo increíble, como ya ha sido empobrecida incalculablemente por las puertas cerradas a las mujeres”

En Un cuarto propio, Woolf nos demuestra que una mujer para escribir necesita dinero y un cuarto propio. Sólo a partir de estas dos posesiones puede empezar a crear.