Comparte
Ene 20/2020

Atlético San Luis encuentra y ficha a 'Tunita', la perrita que entró al partido contra Cruz Azul

Foto: @AtletideSanLuis

El viernes pasado,  un intruso de cuatro patas interrumpió el partido entre el Atlético San Luis y Cruz Azul. Se trataba de Tunita, una perrita que entró en la cancha a los 26 minutos de juego.

Fue sacada del terreno de juego en brazos de Germán Berterame, quien la entregó a personal de Protección Civil. Sin embargo, después le perdieron la pista entre los pasillos del estadio.

Checa también: Conoce la vida no tan secreta de tus mascotas: ¿Cómo saber si tu perro o gato es feliz?

Las reacciones en redes sociales no se hicieron esperar y muchos usuarios preguntaron por la perrita. Los jugadores la sacaron rápidamente del campo para que no sufriera algún balonazo, pero los aficionados comenzaron a cuestionarse dónde estaba.

El Atlético comenzó una exhaustiva búsqueda para encontrar a su “fan más perrón“. Desde sus redes sociales, el equipo pidió cualquier información sobre la perrita.

Te puede interesar: Rescatan a Emilio, el perrito bulldog, ¿qué hacer si secuestran a mi mascota en CDMX?

El club ofreció un jersey como recompensa a quien tuviera información sobre la perrita. Incluso prepararon una playera con el número 12 y el nombre de Tunita en la espalda.

“Cualquier información que tengan para dar con ella, no duden en avisarnos”, publicó el equipo.

Esta tarde el equipo anunció que ¡por fin! había encontrado a su “refuerzo más perrón”. Puedes verla en acción y anotando algunos goles en las stories de Instagram del Atlético.

Tunita se unirá a Güera y Canela, quienes también fueron adoptadas y rescatadas por San Luis. Las tres viven ya en La Presa, la casa club de la institución.

View this post on Instagram

Bienvenida a casa #Tunita 🔴⚪️

A post shared by Atlético de San Luis (@atletidesanluis) on

Échale un ojo: Primeros auxilios para mascotas: ¿qué hago con mi perro o gato en un accidente?

En redes sociales, algunos usuarios se molestaron al opinar que los trabajadores del estadio y del Atlético de San Luis no prestaron suficiente atención para evitar que la perrita escapara.