Comparte
Abr 11/2020

Apolo 13: la misión que se convirtió en el fracaso exitoso de la NASA hace 50 años

Foto: NASA

El programa Apolo de la NASA fue el encargado de poner al hombre en la Luna y consolidar a los Estados Unidos como los ganadores de la carrera espacial.

Luego de la llegada del Apolo 11 a la Luna, el interés de la gente por el programa espacial comenzó a disminuir, total, era algo que ya se había hecho y algunos ya lo veían como “rutina”.

Te interesa: Artemisa 3, la misión que llevará a la primera mujer a la Luna

Tras el Apolo 11 y el 12, el Apolo 13 iba a ser la tercera misión en la que otros dos astronautas de la NASA descenderían a la Luna para continuar con la exploración.

La tripulación estaba conformada por el comandante Jim Lovell, veterano de las misiones Gemini 7, Gemini 8 y Apolo 8; el piloto del módulo de mando, Jack Swigert y Fred Haise, piloto del módulo lunar.

Foto: NASA

Haise, Swigert y Lovell posan un día antes del despegue. Foto: NASA

El Apolo 13 despegó desde el Centro Espacial John F. Kennedy, en Cabo Cañaveral, el 11 de abril de 1970 y se esperaba que llegara al cráter Fra Mauro, donde los astronautas recogerían muestras lunares que revelarían información importante sobre la historia temprana de la Luna y la Tierra.

Sin embargo, el 13 de abril (por algo dicen que ese número es de mala suerte), el Apolo 13 sufrió una explosión en un tanque de oxígeno, deshabilitando el suministro normal de agua, luz, electricidad y oxígeno.

Houston, tenemos problemas

Tras la explosión, Lovell se comunicó con el control de la misión para avisarles del accidente, señalando que la nave estaba expulsando oxigeno hacia el espacio exterior.

Rápidamente los planes de alunizar se cancelaron y la misión se convirtió en una carrera por regresar a los astronautas vivos a la Tierra.

Los astronautas colaboraron con ingenieros y otros miembros de la NASA para convertir el módulo lunar en una especie de “bote salvavidas” que los mantuvo con vida mientras completaban el trayecto a la Luna y de regreso.

Así terminó el módulo de comando después de la explosión. Foto: NASA

Así terminó el módulo de comando después de la explosión. Foto: NASA

¿Cómo? ¿Sí llegaron a la Luna?

Sí y no. El Apolo 13 llegó a la Luna, pero los astronautas nunca descendieron.

La razón por la que hicieron esto es simple: no podían darse media vuelta y regresar porque la nave no tenía los recursos necesarios para hacerlo.

Lo que tuvieron que hacer fue aprovechar el tirón gravitacional de la Luna que les dio la energía necesaria para regresar a la Tierra.

Otros problemas

Además de la falta de energía y no poder alunizar, el Apolo 13 se enfrentó a otro gran número de problemas que pusieron en riesgo la vida de Lovell, Swigert y Haise.

Luego de la explosión, los astronautas se vieron obligados a apagar prácticamente todo dentro de la nave, lo que ocasionó un ambiente frío y húmedo.

Por otro lado, el módulo lunar estaba diseñado para albergar únicamente a dos personas, pero los tres astronautas se vieron forzados a permanecer dentro de él, ocasionando que los niveles de dióxido de carbono incrementaran a niveles peligrosos que pudieron haber envenenado a los tripulantes.

El problema fue que el módulo de comando tenía una especie de filtro para el dióxido de carbono y el módulo lunar tenía otro, por lo que los astronautas, con ayuda de los ingenieros en la tierra, lograron construir un filtro especial usando únicamente objetos que se encontraban dentro de la nave.

Los astronautas construyendo el filtro improvisado. Foto: NASA

Los astronautas construyendo el filtro improvisado. Foto: NASA

Regreso a la Tierra

Finalmente, el 17 de abril, los astronautas del Apolo 13 regresaron a salvo a la Tierra.

La transmisión para ver el amerizaje de la cápsula fue vista por más de 40 millones de estadounidenses, convirtiéndose en el segundo evento espacial que más interés generó, después del alunizaje del Apolo 11.

Después de esta misión, ninguno de los tres astronautas regresaría al espacio.

La tripulación regresó a salvo el 17 de abril de 1970. Foto: NASA

La tripulación regresó a salvo el 17 de abril de 1970. Foto: NASA

Película

En 1995 se estrenó la película Apolo 13, dirigida por Ron Howard y protagonizada por Tom Hanks, Kevin Bacon y Bill Paxton, quienes interpretan los sucesos que vivieron los astronautas en 1970.

La película ganó los Oscar a Mejor Sonido y Mejor Edición, y recibió otras siete nominaciones, incluida la de Mejor Película, Mejor Actor de Reparto y Mejor Actriz de Reparto.

Antes de que te vayas: De México a Marte: los mexicanos que trabajan para llegar al planeta rojo