Comparte
Jul 26/2020

Hábitos de cuarentena que conviene conservar en la nueva normalidad

Foto: Unsplash

La cuarentena nos dio chance de experimentar una nueva forma de vivir.

A estas alturas ya notamos los nuevos hábitos que formamos en los últimos cuatro meses, los cuales, además de ayudarnos en el día a día también le han hecho el paro a nuestro cerebro para sobrellevar la pandemia un poquito mejor.

No importa si estos son tan simples como tender la cama todos los días o bañarnos antes del home office si tenemos el privilegio de trabajar desde casa. Son importantes porque el hecho de completar tareas ayuda al cerebro a tener ciertas seguridades.

Checa: Tatuajes en la nueva normalidad: un gusto para unos y chamba para otros 

Y entre más seguridades tengamos, mejor nos sentiremos. Esto nos lo explica la psicóloga Valeria Aldaco, maestra en psicología social.

“Cuando uno genera hábitos tiene la certeza de lo que va a seguir y como esta situación que estamos viviendo es completamente nueva, al tener hábitos voy generando ciertas situaciones que voy a sentir que están bajo mi control y no estoy a la deriva de lo que puede pasar allá afuera”.

Por supuesto, hay hábitos que se acomodan a nuestro estilo de vida mejor que otros, tanto así que algunos de ellos queremos conservarlos en la nueva normalidad.

El tema de los hábitos es absolutamente personal, está basado en nuestras necesidades, oportunidades y tiempo,  sin embargo, hay algunos en los que podemos coincidir.

Mira: Parques en Inglaterra se tapizan de corazones para mantener la sana distancia

Así que recopilamos varios testimonios entre lectores, familiares y conocidos para encontrar esas actividades en común que nos gustaría conservar. Estos son algunos:

Transportarse en bici

Daniel tiene 30 años y junto con su familia tiene un negocio de comida a domicilio. Con el cierre de las oficinas, las ventas bajaron, pero con la vuelta de algunos trabajadores a las oficinas comenzaron a normalizarse los pedidos.

Antes utilizaba un auto que le prestaban para repartir, pero en la cuarentena, al haber menos tráfico en las calles y menos lugares a dónde entregar se animó a hacerlo en bici y encontró varios aspectos positivos.

Lee: Súbete a la bici, pedalea y recorre Insurgentes sin miedo: así es usar la nueva ciclovía de CDMX

Comencé a repartir los pedidos en bicicleta para hacer ejercicio y no gastar tanto en gasolina.  Si iba en carro los gastos de envío eran más caros y eso podría ser una desventaja para que los clientes no pidieran comida tan seguido”.

Otras personas nos dijeron que querían seguir usando la bici porque no están listos para enfrentarse a las aglomeraciones del transporte público.

Bike Running Late GIF by rawrmos - Find & Share on GIPHY

Hacer home office

Víctor, de 23 años, se dedica a la ingeniería de software y hace una semana se enteró de que haría home office de forma permanente.

Antes de la pandemia pasaba cuatro horas diarias en el tráfico. Nos cuenta que en estos meses trabajar en casa ha mejorado su rendimiento laboral y logró dedicarle más tiempo a su salud mental.

Chécale: ¿Quieres compartir tu espacio de home office con un compa godín? Te decimos cómo

“Un día durante el tráfico sufrí un ataque de ansiedad y terminé en el hospital con una presión arterial muy alta. Esto derivado a un día con mucha presión, aunque la cereza en el pastel fue el tráfico interminable”.

Sobre el tema, la psicóloga Valeria Aldaco nos cuenta que hay que tener cuidado con trabajar en casa porque aunque nuestro rendimiento laboral  sea mayor, corremos el peligro de ignorar nuestras necesidades personales.

“El home office es un arma de doble filo. Debemos estar pendientes de mantener el equilibrio entre el tiempo que dedicamos al trabajo y el tiempo para nosotros mismos. Tenemos que aprender a reconocer nuestras necesidades personales“.

Aseo constante

Lavarnos las manos con frecuencia es uno de los hábitos que, en general, más queremos conservar en la nueva normalidad. Esto no significa que antes no nos laváramos las manos, sino que ahora lo hacemos a consciencia.

¿Has notado que este hábito te genera mucha paz mental? Valeria nos platica la razón:

“El aseo de las manos es una de nuestras condiciones de vida y convertirlo en un hábito es algo que nos hace sentir que estoy cuidando y eso le da paz a mi cerebro. En este momento cualquier cosa que genere un sentimiento de sentirnos a salvo, la seguiremos haciendo”.

Chécale: ¿Es cierto que las mutaciones están volviendo a la Covid-19 más infecciosa?

Wash Hands Water GIF by Jared D. Weiss - Find & Share on GIPHY

Cocinar en casa

El hábito de la cuarentena que a Ivonne, de 32 años, le gustaría conservar en la nueva normalidad es el de cocinar.

También te puede interesar: Viajar en la nueva normalidad, ¿es seguro? ¿qué se necesita? 

Ella se dedica al periodismo y por su labor, pasaba mucho tiempo fuera de casa. Ahora que pasa más tiempo en su hogar se ha dado cuenta que cocinar  en casa le ha permitido comer mejor y de mejor calidad.

“Me gustaría conservar el hábito de cocinar porque siento que es un hábito de cuidado y de amor propio en el que estás cuidándote y porque comes mejor. Me di cuenta de lo mucho que ahorré y que ahora puedo comer con productos de mejor calidad”.

Comida Corazon GIF by Cartoon Network EMEA - Find & Share on GIPHY

Ahorrar

De los mayores aprendizajes del confinamiento es que nos dimos cuenta de que sí podemos vivir con menos gastos.

Susana, de 25 años, nos contó que la cuarentena la acostumbró a comprar despensas grandes para no salir en un buen rato, así aprendió ahorrar y no piensa dejarlo.

“En el confinamiento me acostumbré a comprar despensas para varios días y dejar de pedir comida a domicilio. Cocinar en casa me ayudó a guardar el dinero que gastaba en desayunos y comidas preparadas que por las prisas a veces ni disfrutaba. Quiero seguir ahorrando para en un futuro emprender un negocio, aunque todavía no se de qué”.

En tiempos de nueva normalidad es importante mantenerse activo, ocupar la mente, pero sobre todo poner en práctica todo el autoconocimiento que adquirimos para saber qué tanto nos funcionan los hábitos que llevamos a cabo y cuáles nos hacen faltan incluir en nuestra vida para sentirnos plenos.

Para que te quedes otro ratito: Este chico creó un Turista Tabasqueño para aprovechar su tiempo en casa