Comparte
Jul 06/2020

"No uses desodorante", la propuesta del metro de Berlín para proteger a usuarios del Covid-19

La vida sería mil veces más sencilla si aprendiéramos a seguir instrucciones, al menos, aquellas que pueden incidir en nuestra salud, sin embargo, en la pandemia notamos que no es tan fácil como parece.

El ejemplo más presente es el del uso correcto del cubrebocas. Los gobiernos alrededor del mundo han dicho a sus habitantes hasta el cansancio que debe cubrir nariz y boca, sin embargo, muchos continúan utilizándolo en el cuello, en la frente o tapando solo la boca y no la nariz.

También te puede interesar: La vida con cubrebocas, ¿cómo será sonreír en la nueva normalidad? 

Y pos así no sirve de nada, porque el virus del SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, se contagia por vía respiratoria.

Así que en un intento porque las personas utilicen el cubrebocas correctamente en el transporte público, la empresa alemana de transporte BVG, que opera los tranvías y autobuses en Berlín, invitó a los usuarios a no usar desodorante.

Tal vez te preguntes, ¿y cuál es la relación? Pues simple y sencillamente que al dejar que el cuerpo expida sus olores naturales, las personas se sentirán naturalmente obligadas a ponerse bien el cubrebocas. Va de nuevo: cubriendo nariz y boca. 

En sus redes sociales compartieron la sarcástica propuesta para alentar el buen uso del cubrebocas.

“Debido a que muchos creen que podemos usar el cubrebocas debajo de nuestras narices, ahora estamos poniendo otras reglas. La BVG llama a prohibir el desodorante. Entonces, ¿todavía quieres llevar de fuera la nariz?”

¿Cómo le ha ido a Alemania con el coronavirus?

En Alemania se han confirmado 198 mil casos de coronavirus y han fallecido 9086 personas, una cifra relativamente baja con el resto del mundo, sin embargo, a finales de junio hubo un rebrote de casos de Covid-19 en Gütersloh, al oeste de Alemania donde se registraron más de mil contagios.

Para que te quedes otro ratito: La NASA creó este collar para los que no pueden evitar tocarse la cara