Comparte
Jul 28/2020

Por qué importa tanto pensar en la comunidad en tiempos de pandemia

Foto: AFP

A estas alturas de la pandemia de covid-19 y la nueva normalidad ya tenemos dos certezas: no podemos controlar el comportamiento de los demás, solo el nuestro; y cuidarnos a nosotros mismos es la mejor manera de cuidar a los demás. Pero aquí hay un pequeño problema. 

“He oído a mucha gente argumentar No me voy a enfermar porque yo no soy grupo de riesgo. Esas frases no hacen más que revelar la ignorancia de que este no es un problema individual, sino de interdependencia”, explica la socióloga y terapeuta familiar Adriana Segovia. 

¿Y qué es eso de la interdependencia? Saber que estamos conectados, que somos parte de una comunidad y que lo que yo haga sí afecta o beneficia a otras personas. 

Checa: Estas personas hicieron berrinche por no usar cubrebocas y ahora son virales

El doctor Grégoire Borst, profesor de Psicología del Desarrollo y de Neurociencias cognitivas de la Educación, lo dice claramente en una entrevista con el medio especializado CNRS News: es tiempo de empezar a pensar en los que están a nuestro alrededor y no solo en nosotros, porque cada una de nuestras acciones tiene consecuencias sociales, y viceversa”.

En este caso, las consecuencias de no utilizar cubrebocas y no respetar las medidas de higiene y protección que ya nos sabemos de memoria puede derivar en contagios de covid-19

Checa este video para entender cómo se dan los contagios de esta enfermedad y cuál es el papel de las personas asintomáticas (aquellas que no presentan ningún tipo de síntoma pero que sí pueden contagiar el virus del sars-cov-2):

Nuestro hermanito Animal Político reporta: Asintomáticos con covid-19: ¿cómo se detectan?, ¿pueden contagiar a otras personas?

Si importa tanto pensar en los demás, ¿por qué pensamos tan poco en ellos?

“Nuestro sistema capitalista, globalizado, del sentido del éxito, individualista, nos hace creer que no tenemos nada que ver con el otro”, explica Adriana Segovia. “Este sistema apuesta a valores que tienen que ver con la competencia y ganarle al otro, no con la interdependencia y la colaboración”.

El doctor John Amodeo escribe para Psychology Today que nuestra sociedad solo puede prosperar cuando vivimos con la conciencia de lo interdependientes que somos. 

Además, Amodeo cita un par de ejemplos en los que básicamente la gente demostró que les vale un pepino pensar en los demás: 

*Los estudiantes en Florida que decidieron ir de springbreak a la playa y que, por supuesto, se contagiaron y contagiaron a otras personas. 

Te interesa: ¿Por qué estamos tan enojados? Un clavado a esta emoción en la nueva normalidad

*Las personas que decidieron acaparar el papel de baño y otros artículos de primera necesidad al inicio y a la mitad de la pandemia, lo cual creó una reacción en cadena de pánico en la sociedad. Actuar de esta manera puede llevar a que otras personas lo hagan y se acaben los productos que tú también necesitarás después.

Tenemos una cultura cívica muy pobre”, dice Adriana Segovia. “No tenemos desarrollada una cultura sobre el cuidado propio para cuidar a los otros y el cuidado de los otros para cuidarnos a nosotros mismos”. 

El doctor José Mendoza, coordinador del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la UNAM, recuerda que la única (y la mejor manera) de cuidar a los otros es cuidarte a ti mismo

Antes de que te vayas: Hábitos de cuarentena que conviene conservar en la nueva normalidad

Quizá pienses que puedes salir y enfrentar el riesgo porque eres joven y no tienes comorbilidades (hipertensión, diabetes, EPOC, tabaquismo u otros padecimientos crónicos), “pero cuidar a las personas que tienes cerca también significa limitar tu espacio de contagios”.