Comparte
Jul 28/2020

¡No le creas a este influencer! Da información imprecisa y no verificada sobre covid-19

Un video llamado “Nuevo estudio: 2 buenas noticias del virus” que se compartió originalmente en Instagram, ya circula en Facebook, Whatsapp y hasta ahora suma más de 100 mil vistas.

En el video, el titular de una cuenta sobre nutrición ofrece datos falsos, sacados de contexto y sin suficientes pruebas científicas sobre COVID-19.

El doctor que aparece en el video toca tres temas principales relacionados con la COVID-19: los niños y el contagio; la inmunidad de grupo; la dosis viral y la probabilidad de infección.

Pero casi nada de lo que dice está por completo sustentado en la ciencia.

Aquí revisaremos uno a uno sus argumentos para contarte qué partes son ciertas, cuáles falsas y cuáles todavía no son comprobables.

También puedes leer: ¡Esooooo! Princesa Leonor le recuerda al rey Felipe VI usar cubrebocas

Cuatro puntos por si tienes prisa pero ganas de informarte

  • El hombre del video asegura que los niños no pueden enfermarse ni contagiar COVID-19. Esto es completamente falso. La Clínica Mayo advierte que niños de todas las edades pueden contagiarse y propagar SARS-CoV-2.
  • La afirmación de que la Academia Americana de Pediatría recomienda el retorno a las escuelas es cierta, pero se da en medio de un contexto político en Estados Unidos e igualmente requiere evaluación del nivel de contagio en las zonas escolares.
  • No hay ningún estudio publicado por la Universidad de Oxford que asegure que 20% de población infectada garantiza la inmunidad de rebaño. Se trata de estudios sin certificación de revisión por pares, es decir, otros expertos del mismo campo científico no han comprobado la hipótesis. 
  • Aunque se están haciendo estudios para determinar si la exposición a una mayor carga viral representa un mayor riesgo de tener síntomas graves, ninguna autoridad sanitaria recomienda exponerse “poquito” al virus para generar inmunidad y no enfermarse gravemente.

Checa: ¡Basta! El Covid-19 no se cura con pensamientos positivos ni con cierto tipo de alimentación

Y ahora sí, la explicación profunda

Una como quiera, pero las criaturas

El video de Instagram abre con la sutil frase: “El virus no afecta a los niños ni contagian a los adultos“. Pero aguas, esa afirmación es completa y absolutamente falsa.

Desde el inicio de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el resto de las instituciones sanitarias como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Secretaría de Salud señalaron que las personas que tienen más riesgo de sufrir complicaciones por COVID-19, son los adultos con más de 60 años y que tienen otras enfermedades como la hipertensión o la obesidad.

Las autoridades de salud también han dicho que los niños parecen tener síntomas más leves o mayor probabilidad de resultar asintomáticos, pero eso no significa que no puedan enfermar ni contagiar a otros.

Un artículo  de la Clínica Mayo, publicado el pasado 21 de julio y titulado “COVID-19 (coronavirus) en bebés y niños“,  también señala que los niños de todas las edades pueden enfermarse de COVID-19.

“Si bien todos los niños son capaces de contraer el virus que causa COVID-19, la mayoría de los niños infectados generalmente no se enferman tanto como los adultos y algunos podrían no mostrar ningún síntoma. Los niños rara vez experimentan una enfermedad grave con COVID-19 y a pesar los brotes grandes en todo el mundo, muy pocos niños han muerto”, aclara el equipo de la Clínica.

Al respecto de la transmisión, el artículo explica: “Hay muchos pasos que puede seguir para evitar que su hijo contraiga el virus que causa COVID-19 y, si se enferma, para evitar contagiarlo a otros”.

Y bueno, las recomendaciones son: Lavarse las manos con frecuencia, usar cubrebocas, mantener la distancia social y desinfectar la casa.

El sitio oficial de la OMS también presenta una compilación de guías en “COVID-19: Recursos para el cuidado de niños pequeños” y los CDCs hacen lo mismo en “Mantenga a los niños saludables durante el brote de COVID-19”.

En resumen, no cabe duda alguna de que los más pequeños también pueden enfermarse y contagiar.

¡Pssst! Checa esto: Por qué importa tanto pensar en la comunidad en tiempos de pandemia

“Back 2 School” o “2 Cool 4 School”

Además, bajo la lógica equivocada de que “los niños no se enferman”, el narrador del video asegura que los niños ya pueden volver a las escuelas.

Dato rápido: En México, la Secretaría de Educación Pública ha sostenido que el regreso a clases presenciales será cuando el semáforo epidemiológico esté en verde.

De acuerdo con el secretario de Educación, Esteban Moctezuma, el regreso a clases presenciales podría ser en septiembre, pero solo en el caso de aquellos estados que estén en color verde del semáforo epidemiológico de Salud federal, que mide la intensidad de la epidemia.

De vuelta al video viral, para sustentar su postura, el narrador menciona que la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomendó la vuelta a las aulas. Esto es cierto, pero hay algunos detalles que se deben precisar:

En primer lugar, en su documento “Consideraciones de planificación de COVID-19: orientación para el reingreso a la escuela“, la Academia sí exhorta a que la reincorporación de los niños en las escuelas sea lo antes posible para el curso escolar entrante.

Al mismo tiempo, pide especial atención y flexibilidad dependiendo del nivel de transmisión comunitaria de la zona en la que se encuentren las escuelas:

“Es de vital importancia desarrollar estrategias que puedan revisarse y adaptarse según el nivel de transmisión viral en la escuela y en toda la comunidad y que se realicen con una estrecha comunicación con las autoridades estatales y / o locales de salud pública y reconociendo las diferencias entre los distritos escolares, incluyendo distritos urbanos, suburbanos y rurales”.

En segundo lugar, no podemos ignorar que el regreso a clases presenciales en Estados Unidos se ha convertido en un tema político. El portal Education Week lo resume así:

“Desde que los CDCs publicaron sus recomendaciones en mayo, la reapertura de las escuelas se ha convertido en un punto político crítico, y la Casa Blanca ha comenzado a agitar a las instituciones para que se abran los edificios escolares este otoño.

El presidente Trump dijo en Twitter que no está de acuerdo con las recomendaciones originales de los CDC, calificándolas de duras y caras.

La AAP hizo una crítica similar a las pautas de los CDC al publicar las suyas, donde la organización abogó firmemente por tener estudiantes físicamente presentes en la escuela siempre que sea posible.”

Entonces, es cierto que la AAP recomendó la apertura de las aulas, pero debemos leer esta sugerencia en un plano político y, sobre todo, tomando en cuenta el nivel de transmisión comunitaria del SARS-CoV-2 en cada escuela en particular.

Te interesa: El coronavirus llegará a la temporada 17 de Grey’s Anatomy

Nos encontramos de nuevo, inmunidad de rebaño

El término “inmunidad de rebaño” ha sido el centro de muchos debates durante la pandemia. Como todo lo controversial, también ha generado desinformación.

En esta ocasión, el hombre del video asegura que: “Solo el 20% de la población se infectará”.

Después se contradice y menciona que: “Después de que se infecta el 20% se logra la inmunidad de grupo, eso lo publicó la Universidad de Oxford”.  Pero esta información es imprecisa.

De acuerdo con la Clínica Mayo, la inmunidad del rebaño ocurre cuando una gran parte de una comunidad (el rebaño) se vuelve inmune a una enfermedad. Esto hace poco probable la propagación de la enfermedad de persona a persona. Como resultado, toda la comunidad se protege, no solo aquellos que son inmunes.

El porcentaje de personas que deben contagiarse, recuperarse y generar anticuerpos para que la inmunidad de rebaño sea una realidad, varía de una enfermedad a otra.

“Cuanto más contagiosa es una enfermedad, mayor es la proporción de la población que necesita ser inmune a la enfermedad para detener su propagación. Por ejemplo, el sarampión es una enfermedad altamente contagiosa. Se estima que el 94% de la población debe ser inmune para interrumpir la cadena de transmisión”.

Nuestro aún limitado conocimiento sobre el COVID-19 y su transmisión todavía no hace posible calcular con exactitud cuál sería el porcentaje necesario de inmunidad para que esta enfermedad no represente un riesgo. Pero equipos de expertos en todo el mundo están buscando esa respuesta.

El narrador del video dice que el porcentaje de 20% fue la aproximación publicada por la Universidad de Oxford, pero se equivoca. Ningún portal, revista, ni biblioteca de Oxford publicó dicha información.

Lo que sí es cierto es que investigadores de esa universidad trabajaron en el paperEl impacto de la resistencia del huésped sobre la mortalidad acumulada y el umbral de inmunidad de rebaño para el SARS-CoV-2“, disponible en Medrxiv, un portal que recopila preimpresiones de documentos científicos.

Esto quiere decir que todo lo disponible en Medrxix no ha sido certificado por revisión por pares.

“No se debe confiar en ellos para guiar la práctica clínica o el comportamiento relacionado con la salud y no se deben informar en los medios de comunicación como información establecida.“, advierte el portal en su página principal.

Con esto en mente, el hombre del video está compartiendo información no comprobada ni revisada por la comunidad científica.

Otra de inmunidad de rebaño: Ni se te ocurra: hacer fiestas de contagio de Covid-19 no terminará más rápido con la pandemia

Un mensaje engañoso y peligroso

El narrador del video se aventura a decir:

“Por ahora no hay una vacuna pero sí existe una forma para crear inmunidad sin enfermarse grave. Nuevos estudios señalan que si te contagias con una pequeña cantidad del virus, sólo tendrás síntomas leves pero sí crearás inmunidad”.

La audacia.

Primero que nada: NO. Ninguna autoridad sanitaria recomienda exponerse “poquito” al virus para generar inmunidad sin enfermarse gravemente.

Aunque el video, como tal, no invita a las personas a contagiarse, sí puede dar un mensaje confuso y peligroso.

Incluso cuando es cierto que se están realizando estudios al respecto de la carga viral y la gravedad o cantidad de síntomas, ninguno ha sido ni concluyente ni validado por las autoridades de salud en ningún país ni a nivel internacional.

El estudio más popularizado relacionado con la supuesta correlación entre la exposición a las cargas virales y los síntomas, es “SARS-CoV-2 Viral Load in Upper Respiratory Specimens of Infected Patients“, disponible en The New England Journal of Medicine.

Al respecto de este estudio, la revista médica The Lancet, en su comentario “Entendiendo el COVID-19: ¿Qué significa realmente la carga viral de ARN?“, explica:

“Aunque los autores presentan un caso para COVID-19 a través de tres patrones clínicos distintos, creemos que una distinción basada en números tan pequeños es altamente especulativa. Sin embargo, con base en la suposición de que la carga viral de ARN se correlaciona con altos niveles de replicación viral, hay importantes conocimientos que se pueden obtener de este análisis. Actualmente, nuestra comprensión de la relación entre la cinética de carga de ARN viral y la gravedad de la enfermedad en pacientes con COVID-19 sigue estando incompleta“, advierte.

Entonces no, incluso cuando este tipo de estudios fueran validados con más evidencia, es imposible controlar si “te contagias poquito”.

Además, otro asunto que se encuentra entre signos de interrogación en la comunidad científica es la duración de los anticuerpos que combaten el SARScov2 en nuestro cuerpo. Será mejor no exponernos y cuidarnos.

¿Entonces?

Es falso que los niños no se enfermen ni contagien. Tampoco es la razón por la que se planea la apertura de las escuelas en Estados Unidos. Ni se puede probar que exponernos un poco al virus es buena idea para generar inmunidad de rebaño. Es más, con el conocimiento científico que tenemos hasta ahora, no se puede saber cuánto es poquito, ni cómo se generará la inmunidad por COVID-19.

***

El Sabueso es uno de los más de 91 verificadores de hechos de 40 países que forman la alianza coordinada por la Red Internacional de Verificación de Hechos para desacreditar la información falsa relacionada con el coronavirus. Encuentra las verificaciones de esta alianza internacional con los hashtag #CoronaVirusFacts y #DatosCoronaVirus , o visita esta página.

Consulta también nuestro micrositio con todas las verificaciones que hemos hecho hasta el momento sobre el Covid-19.