Comparte
Ago 25/2020

Entre confusión y nostalgia: así vivieron los alumnos el regreso a clases en línea

El regreso a clases del ciclo escolar 2020-2021 será inolvidable para miles de estudiantes de preescolar, primaria y secundaria que comenzaron clases el 24 de agosto, aunque tal vez no por las mejores razones.

Entre la dificultad para entender las plataformas digitales, la poca interacción entre los compañeros y maestros, y en general la nueva dinámica, los alumnos extrañaron estar en el salón de clases -como antes-.

Te interesa: “El rezago será peor”: pobreza y falta de acceso a la tecnología obstaculizan el aprendizaje en este nuevo ciclo escolar

Lo más difícil: usar las plataforma educativas

Juan Pablo tiene 10 años y entró a cuarto grado en una primaria en Ecatepec, Estado de México.

Para él, lo más complicado fue “usar la página”. Aunque su mamá estuvo presente en el primer día, Juan sabe que en ocasiones no podrá estar acompañado y eso lo pone nervioso.

“No me gustó mucho tener clases en línea porque es muy complicado y como a veces voy a estar más o menos solito se me hace difícil, por eso casi no me gusta trabajar en línea”.

Pese a ello, le gustó cómo su profesora les dio la bienvenida y eso le ayudó a relajarse durante la llamada.

Mira nomás: ¡Wow! Varios maestros adaptaron su casa para dar clases en línea

La poca capacitación para entender las plataformas educativas es una de las mayores dificultades para tomar clases en línea, nos platica la pedagoga Jhahtziri Huitzitl.

“En teoría las plataformas educativas son amigables porque están diseñadas para facilitar el aprendizaje, pero implica que te familiarices para encontrar cada cosa, las actividades, los foros, cómo revisar tu avance. Sin acercamientos previos es muy complicado tomar clases en línea”.

Y no es una dificultad por la que solo pasan los alumnos, también los profesores de escuelas públicas y privadas.

Checa esta nota de Animal Político: Fue un caos, dicen profesores sobre el primer día de clases virtuales

Diego, quien tiene 16 años y entró a sexto de prepa en una escuela particular en el Ajusco, pudo notar lo mucho que batalló su profesor para dar la clase.

“Veo a profesores que se les complica mucho el manejo de las clases en línea y como alumno es un poco cansado; es más fácil perder la atención cuando estás atrás de una computadora”.

Sin embargo, algo que lo motivó fue que pese a las dificultades, su profesor incentivó mucho la participación durante la clase.

La nostalgia del primer día

Además del manejo de la plataforma, lo que algunos estudiantes extrañaron fue el reencuentro con los amigos y los profes favoritos, además de conocer a los nuevos compañeros del nuevo ciclo.

Regina, de 6 años, tuvo su primer día de primaria en una escuela privada en Coacalco, Estado de México. En general fue un buen comienzo, pero tener nuevos compañeros y nuevas maestras sin conocerles personalmente hizo que extrañara mucho su salón de clases.

“Me fue muy bien, aunque fue un poco raro porque no conocía ni a mis compañeros ni a mis maestras. Fue divertido porque cantamos y bailamos”.

Lo que sí le gustó fue poder ver la tele un ratito durante el recreo.

Bored Chill GIF by theF*CEGuy - Find & Share on GIPHY

Socializar para aprender

Paola Alonso es mamá de Ariadne y Leah, unas hermanas gemelas de 5 años que entraron a tercero de preescolar en un Jardín de Niños en Tepepan, Xochimilco, y nos cuenta que las niñas tomaron sus clases por televisión a través de los programas de Aprende en Casa.

De igual manera, Ariadne y Leah complementan su aprendizaje con videos de Youtube y mantienen contacto con los profesores a través de WhatsApp todo el tiempo.

A Leah le gustaron sus clases porque “fueron interesantes”, pero no le encantaron porque al tener la videollamada de bienvenida con la profesora no pudo hablar con sus compañeros pues “la maestra los regañaba”.

Ariadne se sintió bien de “tener clases en la computadora”, pero extraña a sus compañeros y maestra favorita.

Hasta aquí podríamos pensar que la falta de interacción con los amix es el menor de los problemas en la educación a distancia, pero no es así.

El profesor Rodrigo Ruiz, especialista en Innovaciones Educativas, nos platica que como seres sociales necesitamos de la interacción para reforzar nuestros conocimientos.

“Nuestro cerebro está diseñado para enriquecerse compartiendo experiencias vívidas, presenciales con otras personas, si no tenemos otra presencia en nuestro día a día, eso puede afectar a nivel emocional y la forma en que se asimila el aprendizaje”.

Aunque claro, también hay alumnos que están más cómodos estudiando a distancia.

Por ejemplo, Paulina tiene 10 años y acaba de entrar a quinto de primaria en una escuela ubicada en la delegación Xochimilco. Su experiencia fue positiva:

“No extrañé ir a la escuela. Me gusta más que ir presencial. Cuando es presencial no me gusta estar moviéndome de salón en salón y aquí es un poquito más fácil porque ya tengo mi espacio y se me hace más sencillo”.

Sin embargo, ella tampoco pudo hablar con sus compañeros, lo que nos hace pensar que ahí hay algo que los profes deben reformular.

Girl Read GIF - Find & Share on GIPHY

Las clases en línea exigen trabajo en equipo

En la educación en línea, a diferencia de la modalidad presencial, no hay cosas que estén únicamente en la cancha de los profes o en la de los alumnos.

Jhahtziri nos explica que para que la educación a distancia sea útil, los estudiantes deben jugar un papel activo en el que tendrán que tomar la información proporcionada por los maestros para complementarla con sus propias investigaciones.

Para esto es necesario contar con el apoyo de un adulto que pueda ser intermediario entre maestros y alumnos.

Si te preguntas cómo puedes apoyar a los pequeños a tu cargo mejorar su aprendizaje, los especialistas nos dieron varios tips –y no te preocupes, no tienen que ver con enseñar materias-.

  • Si te es posible, procura que el menor tenga un espacio propio para estudiar.
  • Oriéntalo para crearse hábitos de estudio.
  • Ayúdale a crear su propio video educativo para que refuerce su aprendizaje.
  • Asegúrate de que no deje las actividades para el último momento.
  • Motívalo a investigar otras fuentes, puedes ser libros o videos.

Y sobre todo, incentiva su curiosidad por aprender a su propio ritmo, pues esa es una de las mayores ventajas que tiene el estudio en línea.

Checa: Laptops con causa, la iniciativa que dona computadoras a quienes más lo necesitan