Comparte
Ago 19/2020

¡No te hacen nada! Es falso que las cuijas besuconas hacen daño (y hay gente que las mata)

Quizá ya te topaste con una publicación de Facebook que alerta sobre las enfermedades y malestares que supuestamente puede provocar este amiguito:

(Foto: Bradford Hollingsworth)

Una publicación que se ha compartido más de 11 mil veces asegura que la presencia de estos animalitos en casa puede causar desde taquicardia y presión alta, hasta estreñimiento y mareos o contagiar el virus Epstein Barr. El texto también ofrece una receta para matarlos.

Sin embargo, esta información es falsa y pone en peligro a estos animales y a los ecosistemas que los rodean. Y sí, los humanos somos parte de esos ecosistemas.

Antes de entrar en detalles, vamos a dejar algo en claro: No hacen daño, no son peligrosas, venenosas, ni causan enfermedades.

Checa: ¡Relax con la red 5G! No asfixia a los humanos, ni produce toxinas y tampoco es la causa del Covid-19

Ahora sí:

¿Qué son?

Su nombre científico es Hemidactylus frenatus, pero para los cuates son geckos caseros, besuconas o cuijas. En maya yucateco se les dice ch’oj kaan y son reptiles del grupo de las lagartijas.

Les llaman besuconas o cuijas porque hacen un ruidito para marcar territorio o buscar pareja. El sonido se asemeja al chasquido de un beso, o hace cui cui.

De acuerdo con Andrea Méndez, Marcos Fitz y Víctor Moreno de la Red para la Conservación y Divulgación de los Reptiles Venenosos de Chiapas, la cuija besucona es una especie nativa del sureste asiático, habitando también en algunas islas del Pacífico y norte de África.

En México, se registró por primera vez en Guerrero, al parecer fue introducida a través del Puerto de Acapulco por medio de embarcaciones de carga. Poco a poco la especie ha ampliado su distribución en varios estados como: Chiapas, Colima, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas y Yucatán“, mencionan en su artículo Las cuijas; inquilinos incomprendidos.

Esta especie tiene actividades particularmente nocturnas y tiene la particularidad de que su color es más claro en las noches. Frecuentemente pueden encontrarse congregadas sobre las paredes de edificios cerca de luz artificial para capturar insectos.

(Foto: Alberto Lozano)

Echa ojo: Es falso que pajaritos murieron por Covid-19 en Roma

¿De dónde surge la desinformación a su alrededor?

Como explican los expertos Méndez, Fitz y Moreno, lamentablemente estos reptiles causan temor por su apariencia. La ignorancia a su alrededor y la asociación de que “son feos” provoca que las personas piensen que son malos o peligrosos.

Además, poseen una característica peculiar que también ha sido foco de muchos mitos: De acuerdo con información compartida por la Red para la Conservación de los Anfibios y Reptiles de Yucatán, “pueden soltar la cola para huir de sus depredadores“.

Pero no temas, “no pica con ella, este animal no es venenoso y es inofensivo para los humanos“.

A su alrededor también circulan mitos de que accidentalmente caen a la comida y si te los comes, te mueres. ¡Pero todo es falso!

“¡Ninguna de ellas es venenosa! Son animales frágiles, tímidos y completamente inofensivos”, precisan Méndez, Fitz y Moreno.

Y, por cierto, elvirus Epstein Barrque menciona la publicación de Facebook, se transmite entre personas a través de la saliva. Nada que ver con estos animales.

Mira nomás: 100% real no fake: capturan una cobra de 4 metros en coladera de Tailandia

Son seres de luz que previenen las plagas

Curiosamente, en El Sabueso ya hemos desmentido mitos alrededor de animalitos que no son convencionalmente guapos, pero que son asesinados por ser feitos: los murciélagos.

Pssst: En defensa de los murciélagos ¿por qué no debemos temerles ni en tiempos de pandemia?

Lo mismo pasa con estos geckos: desinformación como la que circula en Facebook, con recetas para matarlos y mantenerlos lejos no sólo daña a esta especie, sino al ecosistema completo.

De acuerdo con los especialistas, estos animalitos “cumplen con un papel ecológico muy eficiente, ya que son controladores de poblaciones especialmente de insectos y algunos arácnidos, tales como: mosquitos, cucarachas, hormigas, arañas, entre otros; los cuales están en los hogares y de ese modo evitan que las poblaciones de estos incrementen; siendo grandes aliadas nuestras, pues representan un fumigador natural de estos invertebrados que muchas veces se convierten en plagas”.

Además, el portal Breves Biológicas, especializado en compartir notas de ciencia, recuerda que “como se alimenta de mosquitos (Aedes, Anopheles y Culex), puede ser tu aliado contra el dengue y el chinkungunya“. Enfermedades a las cuales sí debemos temerles un poquito.

También te puede interesar: Hay gusanos que pueden llegar a tu cerebro y enfermarte, pero no te preocupes por este que ves

Y ahora, un meme:

Este meme de difusión lo hizo la Red para la Conservación de los Anfibios y Reptiles de Yucatán.