Comparte
Ago 15/2020

Murió Mercedes Barcha, viuda y cómplice de Gabriel García Márquez

Foto: Francisco Rodríguez | Cuartoscuro

Mercedes Barcha Pardo, viuda de Gabriel García Márquez, y reconocida por ser el mayor apoyo en la vida del escritor colombiano, murió hoy a los 87 años, informó la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto.

En un mensaje de Twitter, la funcionaria federal lamentó la muerte de La Gaba, como se le conocía a Mercedes Barcha.

Mira: Fotos: El álbum familiar de La Gaba

La agencia EFE detalló que Barcha Pardo murió en su casa en la Ciudad de México y que desde hacía meses padecía dificultades respiratorias.

Sus hijos y nietos la acompañaron hasta el final.

García Márquez y Barcha Pardo se conocieron cuando ella tenía 9 años y él 14.

En 1955, Gabo se mudó a París por tres años para ser corresponsal del diario colombiano El Espectador y continuaron su relación a través de cartas. En el avión de Colombia a Francia, García Márquez escribió a Mercedes Barcha la primera carta de amor de muchas que se escribieron hasta que él volvió a su país.

Lee: Resulta que tendremos serie de Noticias de un secuestro, obra de García Márquez

Su boda se realizó en la Iglesia del Perpetuo Socorro de Barranquilla, el 21 de marzo de 1958, cuando ella tenía 25 años, y no volvieron a separarse hasta el 17 de abril de 2014, cuando el escritor murió.

Sin duda, La Gaba fue una persona importantísima para que García Márquez pudiera escribir Cien años de soledad, obra que le valió el Nobel de Literatura.

Durante el período en el que el colombiano se dedicó a escribir la historia de los Buendía en Macondo, la familia ya vivía en Ciudad de México y padecía muchas complicaciones económicas.

Mercedes Barcha, viuda de García Márquez, muere en CDMX. Foto: Cuartoscuro

Mercedes Barcha, viuda de García Márquez, muere en CDMX. Foto: Cuartoscuro

En ese entonces, Mercedes empeñó hasta los electrodomésticos de la casa para que su marido no se quedara sin hojas para seguir escribiendo.

Además, lo que él escribía a mano, ella lo transcribía en máquina hasta que por fin, un buen día, Cien años de soledad estuvo lista y la enviaron a la Editorial Sudamericana… pero sólo la mitad, por falta de dinero.

“Lo único que falta ahora es que la novela sea mala”, le dijo Mercedes a Gabriel cuando enviaron la obra.

Y mala no fue…

Años después, García Márquez le dedicó a ella la novela El amor en los tiempo del cólera, publicada en 1985, con las palabras: “Para Mercedes, por supuesto”.

Hoy ya están juntos, tal vez en Macondo, rodeados de mariposas amarillas.

Checa: Celso Piña, el rebelde que llevó la cumbia mexicana a todo el mundo

Con información de BBC y El Espectador