Comparte
Sep 30/2020

Grandes películas mexicanas que podemos ver gracias al Fidecine

Ayer lo supimos: los diputados aprobaron en comisiones la desaparición del Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (conocido como Fidecine) y otros 108 fideicomisos.

Se plantea que todos esos fondos sean reintegrados a la Federación y se reasignen a temas de Salud y financiar programas sociales de gobierno.

Sí, básicamente la idea es desaparecer apoyos a ciencia, arte y cultura, para otros programas (para el chisme completo, da clic aquí).

Puedes leer: Cineastas y actores piden no extinguir Fidecine; apoyos a creadores seguirán, dice IMCINE

La realidad es que, sin el Fidecine (y otros apoyos similares) muchas películas mexicanas no existirían.

Por ejemplo, Temporada de patos (2003), de José Fernando Eimbcke Damy; o Guten Tag, Ramón (2014), de Jorge Ramírez Suárez; y otras un poco más comerciales, como La dictadura perfecta (2014) de Luis Estrada ; o No se aceptan devoluciones (2013), de Eugenio Derbez.

¿Qué es el Fidecine?

Para no hacer el cuento largo, el Fidecine es un fideicomiso para la producción, postproducción, distribución y exhibición de largometrajes de ficción y/o animación y su principal objetivo es la “reactivación integral de la industria cinematográfica nacional”.

Con esos recursos, se apoyaba a creadores, productores, distribuidores, comercializadores y exhibidores de películas nacionales.

El apoyo del fideicomiso se otorga para largometrajes de 75 minutos o más, ya sean de ficción o animación.

Checa: 15 directoras mexicanas a las que vale la pena conocer

El monto que se “presta” a cada proyecto varía.

Por ejemplo, a películas de animación, el año pasado se les dio un monto máximo de 7.3 millones de pesos; mientras que para exhibición en el cine fue de 2 millones de pesos.

Mientras que el apoyo para producción y postproducción de películas fue de hasta 6 millones de pesos o 49% del presupuesto total de la misma.

O sea, sí, el Fidecine ha sido un apoyo importante para la producción de cine mexicano.

Películas mexicanas que existen gracias al Fidecine

Ahora sí, a lo que nos truje, chencha, te presentamos algunas, sóóólo algunas, de las muchas películas mexicanas que existen gracias al Fidecine y que vale la pena ver.

Para checar la lista completa de 2002 a 2019, da clic aquí.

Días de gracia (2011)

Everardo Gout dirigió Días de gracia, una de las películas mexicanas con mejores críticas en los últimos años.

El largometraje muestra las experiencias de tres mexicanos (un detective, un prisionero y una mujer) durante las Copas del Mundo de Corea del Sur (2002), Alemania (2006) y Sudáfrica (2010).

Te recomendamos: ¡Orgullo nacional! Grandes películas de cine mexicano a un clic de distancia

De alguna forma increíble, Everardo Gout logra unir la experiencia futbolística con el narcotráfico, la tensión entre bandas callejeras y la necesidad de venganza.

La película es protagonizada por Tenoch Huerta, Dolores Heredia y Javier Bardem.

Para esta película, a través del Fidecine se otorgaron 10 millones de pesos.

La caja vacía (2013)

Claudia Sainte-Luce es una de las directoras mexicanas más queridas de este siglo y La caja vacía pudo filmarse en parte gracias a los 5 millones de pesos otorgados por el Fidecine.

Esta película habla de Toussaint (Jimmy Jean-Louis), un migrante haitiano que, a sus 60 años, todavía tiene problemas para arraigarse en alguno de los países en los que ha vivido.

Esto, en parte, provoca que todas sus relaciones fracasen y que el único lazo real que tiene sea su hija Jazmín. El detalle es que ambos son unos desconocidos y, a causa de problemas de salud de él, retoman contacto.

Te puede interesar: ¿TODO el cine mexicano en un solo lugar? Lánzate a la filmoteca de la UNAM

Por esta película, Claudia Sainte-Luce, quien también actúa como Jazmín, fue nominada al AlGriel como Mejor Actriz.

Miss Bala (2010)

Esta película fue dirigida por Gerardo Naranjo González y, a través del Fidecine, recibió 10 millones de pesos.

Miss Bala, protagonizada por Stephanie Sigman, fue de la selección oficial del Festival de Cannes y tuvo grandes críticas de medios internacionales.

La peli cuenta la historia de Laura, una chica que quiere ser reina de belleza en México, pero es secuestrada por una banda de narcotraficantes quienes la convierten en “mula”, para transportar dinero y droga.

Además del Festival de Cannes, fue nominada a tres Ariel, como Mejor película, Dirección y Actor; también fue nominada a Mejor película hispanoamericana en los Premios Goya.

El violín (2005)

Francisco Vargas Quevedo, director de esta película, logró una obra extraordinaria.

Se narra la historia de Plutarco (Ángel Tavira), su hijo Genaro (Gerardo Tanacera) y su nieto Lucio (Mario Garibaldi), quienes son campesinos y músicos, pero también participan en los planes de una levantamiento armado contra el gobierno mexicano.

Cuando el Ejército llega a su pueblo, todos los habitantes huyen hacia el bosque y dejan todas sus municiones escondidas en su parcela.

En 2005, El violín recibió 4.8 millones de pesos del Fidecine para poder producirse y ¿adivina qué? Tiene más de 55 premios otorgados en festivales tanto nacionales como internacionales.

Ganó en el Festival de Morelia, en el Festival de Cine de San Sebastián, también en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva y en el Festival de Miami.

Además, recibió tres Arieles y, en el Festival de Cannes de 2006, Ángel Tavira obtuvo el premio a Mejor Interpretación Masculina.

Tercera llamada (2012)

Si quieres algo de comedia, Tercera llamada, obra de Francisco Franco Alba, puede ser una gran opción.

La historia es esta: una compañía de teatro ensaya “Calígula”, la obra de Albert Camus, para un festival, pero la directora es neurótica en pleno episodio depresivo y se desata todo un drama entre la diva del elenco, el superestrella, la joven promesa y hasta el staff.

En esta película actúan Karina Gidi, Irene Azuela, Cecilia Suárez, Rebecca Jones, Anabel Ferreira, Mariana Treviño, el gran Fernando Luján, nuestra querida Silvia Pinal y muchísimas personas más.

En 20212, el Fidecine otorgó 2.1 millones de pesos para realizar esta película.

Otras películas mexicanas apoyadas por Fidecine:

Museo (2014)

Dirigida por Alfonso Ruiz Palacios. Recibió 10 millones de pesos.

Temporada de patos (2003)

Dirigida por José Fernando Eimbcke Damy. Recibió 3.8 millones de pesos.

Los parecidos (2013)

Dirigida por Isaac Ezban Graber. Recibió 4 millones de pesos.

Restos de viento (2016)

Dirigida por Jimena Montemayor Loyo. Recibió 885,504 pesos.

La leyenda de la Nahuala (2006)

Dirigida por Ricardo Arnaiz Núñez. Recibió 7.3 millones de pesos del Fidecine.

Abel (2009)

Dirigida por Diego Luna. Recibió 2 millones de pesos.