Comparte
Sep 11/2020

Shaquem Griffin, el jugador de futbol americano que nació sin una mano y llegó a la NFL

Instagram: @shaquem_griffin

Es difícil imaginar a jugadores de la NFL con alguna discapacidad, pero aunque parezca imposible, ha habido algunos cuantos que lo han logrado.

Ese es el caso de Shaquem Griffin, un jugador defensivo que llegó a los Seattle Seahawks hace tres años.

Te interesa: Los Pieles Rojas de Washington cambian de nombre por ser considerado racista

Shaquem nació con el síndrome de bandas amnióticas, que de acuerdo con Medline es “un grupo de defectos congénitos poco frecuentes que se cree que suceden cuando hebras del saco amniótico se desprenden y se enredan alrededor de partes del bebé en el útero”.

Esta condición ocasionó que su mano izquierda no se desarrollara por completo y sintiera mucho dolor en esa extremidad.

Cuando tenía cuatro años de edad, su mamá lo encontró en la cocina con un cuchillo con el que pretendía cortarse su mano para terminar con el dolor que sentía, por lo que sus padres decidieron llevarlo al doctor para amputarle la mano.

Sin embargo, esto no evitó que siguiera su sueño. A pesar de su discapacidad, Shaquem Griffin se convirtió en un atleta de varios deportes, incluyendo atletismo, béisbol y futbol americano.

Shaquill y Shaquem

Shaquem no llegó al mundo solo, sino que tiene un hermano gemelo llamado Shaquill, quien nació dos minutos antes.

Los dos hermanos jugaron juntos toda su vida, incluyendo en la Universidad de Florida Central, donde ambos se volvieron estandartes defensivos.

Sus caminos se separaron en 2017 cuando Shaquill llegó a los Seahawks en la tercera ronda del Draft de la NFL, mientras que Shaquem permaneció un año más jugando futbol americano en la universidad.

Un año después, los hermanos nuevamente quedaron reunidos cuando Shaquem fue seleccionado por los Seahawks en el Draft de la NFL de 2018 en la quinta ronda, convirtiéndose en el jugador número 141 en haber sido reclutado en esa edición del sorteo.

Su aventura en la NFL

El paso de Shaquem en la liga profesional de futbol americano no ha sido nada sencillo.

Mientras que Shaquill es una estrella de los Seahawks, alcanzando el juego de estrellas en una ocasión, Shaquem continúa con su lucha por encontrar tiempo de juego.

Durante sus primeras dos temporadas, Shaquem estuvo relegado al equipo suplente, viendo acción como reemplazo de jugadores lesionados.

Antes del inicio de esta temporada, el menor de los dos Griffin perdió su lugar en el equipo y firmó con el escuadrón de prácticas, donde tendrá que probarse nuevamente para regresar al escuadrón principal de los Seahawks.

Algunos analistas de la NFL piensan que Shaquem encontrará tiempo de juego regular, probablemente esta temporada, pero en caso de que sea cortado nuevamente por Seattle, creen que no tardaría mucho en encontrar otro equipo.

Por ahora, Shaquem es considerado como uno de los jugadores defensivos más rápidos para su posición y a pesar de no tener una mano, logró sorprender a los cazatalentos con su fuerza, habilidades que le ayudarán a seguir con su sueño.

Antes de que te vayas: Extitulares de Salud dan plan para terminar con pandemia en 8 semanas