Comparte
Oct 08/2020

Las 16 mujeres que han ganado el Nobel de Literatura... en 119 años

Fotos: AFP y Wikimedia Commons

Los Premios Nobel de Literatura se comenzaron a entregar en 1901. Desde entonces, sólo a 16 escritoras (sí, sólo 16 de 117) se les ha entregado este reconocimiento.

Hoy, la poetisa estadounidense Louise Glück se convirtió en la mujer número 16 en recibir el Nobel de Literatura.

Entre las 16 ganadoras, Gabriela Mistral es la única autora latinoamericana reconocida y en la lista no existen mujeres asiáticas y sólo una sudafricana que hayan obtenido este premio (Toni Morrison es afrodescendiente, nacida en Estados Unidos, y Nadine Gordimer fue hija de europeos, nacida en Sudáfrica).

Tal vez te interese: Premio Nobel de Literatura: qué libros leer de Tokarczuk y Hanke

Pero ¿quiénes más lo han obtenido? Aquí la lista completa de las escritoras reconocidas por la Academia Sueca.

2020: Louise Glück (Estados Unidos)

Glück es una poetisa estadounidense que ha sido reconocida en su país en varias ocasiones. En 1993 ganó el Premio Pulitzer de poesía por su trabajo The Wild Iris (El iris salvaje).

Es autora de once libros de poesía y uno de ensayos sobre poesía. Al español sólo se han traducido El iris salvajeLa diferencia entre la Pepsi y Coca Cola: antología de poesía norteamericana contemporáneaAratPoesía selectaLas siete edades y Averno.

Más sobre ella: Louise Glück obtiene el Nobel de Literatura

Louise Glück. Foto: AFP

Louise Glück. Foto: AFP

2018: Olga Tokarczuk (Polonia)

Escritora, ensayista, poetisa y psicóloga, Olga Tokarczuk habla en su obra del paisaje y la cultura del sudoeste polaco.

Algunas de sus obras, como Sobre los huesos de los muertos, han sido criticadas por su “radicalismo ecologista”.

La Academia Sueca asegura que Tokarczuk “construye sus novelas en una tensión constante entre opuestos culturales: la naturaleza contra la cultura, la razón frente a la locura, hombre vs. mujer”.

Algunos de sus libros son Un lugar llamado antañoLa muñeca y la perla, Historias últimasEl momento del oso, Alma perdida y, el último publicado, Relatos bizarros.

Olga Tokarczuk. Foto: Wikimedia Commons

Olga Tokarczuk. Foto: Wikimedia Commons

2015: Svetlana Alexiévich (Bielorrusia)

Escritora y periodista, Svetlana Alexiévich nació en la ex Unión Soviética, estudió periodismo en la Universidad de Minsk y sus textos danzan entre la literatura y el periodismo.

Puedes leer: Muere Mario Molina, Premio Nobel de Química mexicano

Alexiévich le da un lugar importante a los testimonios individuales y consigue que su trabajo sea más humano al narrar la historia de hombres y mujeres soviéticas y post soviéticas, a quienes entrevistó durante distintas guerras.

Algunas de sus obras son La guerra no tiene rostro de mujer (este libro fue adaptado como obra teatral), Los muchachos de zinc. Voces soviéticas de la guerra de AfganistánVoces de Chérnobil. Crónica del futuro, entre otros.

Svetlana Alexiévich en Kabul. Foto: Nobel Prize.org

Svetlana Alexiévich en Kabul. Foto: Nobel Prize.org

2013: Alice Munro (Canadá)

El encanto de la cotidianidad te atrapan en los cuentos de Alice Munro.

Además del Nobel, cuentista canadiense ha ganado varios premios literarios en su país y es una de las voces más queridas actualmente.

En sus cuentos podría parecer que “no pasa nada”, pero justo es parte del encanto pues te lleva a ver la “vida de gente común” desde otro lente.

Te recomendamos: ¿Quién fue Ruth Bater Ginsgburg? Conócela a ella y su enorme trabajo en estas películas en streaming

Algunas de sus obras son Las vidas de las mujeresLas lunes de Júpiter, Amistad de juventudOdio, amistad, noviazgo, amor, matrimonio Demasiada felicidad, entre varios libros más.

Alice Munro. Foto: Wikimedia Commons

Alice Munro. Foto: Wikimedia Commons

2009: Herta Müller (Alemania)

Es novelista, ensayista y poetisa: Herta Müller creció en una familia alemana-rusa llena de tabúes por las guerras y los campos de trabajo y su obra refleja ese silencio en torno a temas tan duros.

Müller suele escribir sobra la dictadura rumana, resistencia, migración y las durezas de los regímenes militarizados, y varias de sus obras tienen pasajes autobiográficos.

Algunas de sus obras son En tierras bajas, El hombre es un gran faisán en el mundo, La bestia del corazón, además de ensayos como El rey se inclina y mata.

Herta Müller. Foto: Wikimedia Commons

Herta Müller. Foto: Wikimedia Commons

2007: Doris Lessing (Gran Bretaña)

Feminista, comunista, pacifista, anticolonialista: Doris Lessing fue una escritora que en su obra hizo críticas muy finas y lúcidas a las desigualdades racial, social y de género.

Nació en Irán, creció en Zimbabwe y se independizó en Reino Unido. Lessing, quien murió en 2013, centró sus novelas en conflictos culturales.

Checa: Las feministas mexicanas que nos han abierto el camino a través de la historia

Escribió y publicó al menos 50 obras. Algunas de sus novelas son La grietaEl viento se llevará nuestras palabrasRisa africanaDentro de míLas cárceles elegidas, entre otras.

Su reacción al saber que ganó el Premio Nobel de Literatura es invaluable:

2004: Elfriede Jelinek (Austria)

Novelista, dramaturga, poetisa, ensayista, guionista, traductora… ¿hay algo que Elfriede Jelinek no haga dentro de la Literatura?

La escritora austriaca es también activista feminista y en su obra hace crítica social a la clase pequeño burguesa de su país.

Su estilo va entre la prosa y la poesía y sus críticos la califican de feminista radical y aseguran que sus novelas son una provocación a la derecha.

Puedes leer: 15 directoras de cine mexicana a las que vale la pena conocer

Algunas de sus novelas son Los amantesLa pianistaObsesión, entre muchísimas otras.

Elfriede Jelinek. Foto: Wikimedia Commons

Elfriede Jelinek. Foto: Wikimedia Commons

1996: Wislawa Szymborska (Polonia)

La autora polaca fue poetisa, ensayista y traductora con varios reconocimientos literarios de su país.

Algunas de sus obras traducidas al español son Paisaje con grano de arenaDos puntos, El gran número, Aquí Correo literario, entre varias más.

La Academia Sueca describe su trabajo como “una poesía caracterizada por una simplicidad y un lenguaje ‘personal’ muy distinto al lenguaje contemporáneo y, a menudo, con un pequeño twist al final, con una llamativa combinación de espiritualidad, ingenuidad y empatía”.

Wislawa Szymborska. Foto: Wikimedia Commons

Wislawa Szymborska. Foto: Wikimedia Commons

1993: Toni Morrison (Estados Unidos)

Toni Morrison fue una escritora estadounidense en cuya obra hablaba de la vida de las mujeres negras.

Fue una activista incansable por los derechos civiles y trabajó toda su vida en contra de la discriminación racial en su país.

Su primera obra la publicó a los 40 años y desde entonces no paró.

Escribió novelas, cuentos infantiles, libros de no ficción, obras de teatro y una ópera.

Esta historia te interesa: Aura Estrada, la escritora mexicana que inspiró a Toni Morrison

Algunos de sus libros son Ojos azules, Jazz, Paraíso La noche de los niños, entre otros.

Toni Morrison murió el 5 de agosto del año pasado.

Toni Morrison. Foto: Wikimedia Commons

Toni Morrison. Foto: Wikimedia Commons

1991: Nadine Gordimer (Sudáfrica)

Es la única autora africana de la lista de ganadoras del Premio Nobel de Literatura. En su obra, Nadie Gordimer retrata los conflictos interétnicos y habla del apartheid.

La Fundación Nelson Mandela la reconoció como una escritora de “voz fuerte por la igualdad y la democracia en el mundo”.

Además, Gordimer trabajó como activista en la lucha contra el VIH-Sida.

Algunas de sus obras son La suave voz de la serpiente, Un invitado de honor, El conservador, La historia de mi hijo, Beethoven tenía algo de negro, entre muchas otras.

Nadine Gordimer. Foto: Wikimedia Commons

Nadine Gordimer. Foto: Wikimedia Commons

1966: Nelly Sachs (Suecia)

Escritora y poetisa alemana, al inicio su escritora era poesía romántica, pero durante la Segunda Guerra Mundial, al exiliarse en Suecia por ser de familia judía, su obra habló abiertamente sobre la vida de los judíos durante ese período histórico.

Su obra es recordada por enmarcar el sufrimiento de su tiempo y sus poemas están llenos de metáforas e, incluso, algunos pasajes del Antiguo Testamento.

Sus dos obras más conocidas son Viaje a la transparenciaCorrespondencia.

Nelly Sachs. Foto: Wikimedia Commons

Nelly Sachs. Foto: Wikimedia Commons

1945: Gabriela Mistral (Chile)

Su nombre real fue Lucila Godoy Alcayaga, nacida en Coquimbo, Chile. Su pseudónimo, Gabriela Mistral, lo adoptó al combinar los nombres de dos de sus poetas favoritos: Gabriele D’Aznnunzio y Frédéric Mistral.

Poetisa, diplomática y pedagoga, Mistral es la única latinoamericana que ha sido galardonada con el Premio Nobel de Literatura.

Fue profesora, crítica y pensadora del rol de la educación pública y trabajó en varios sistemas educativos de América Latina, incluido el mexicano; además fue cónsul de su país en algunos países, como Brasil.

Algunas de sus obras son DesolaciónLos sonetos de la muerte y otros poemas elegíacosRecados, contando a Chile, entre otras.

Durante el evento de entrega del Nobel, en Suecia, Gabriela Mistral dijo “por una venturanza que me sobrepasa, soy en este momento la voz directa de los poetas de mi raza y la indirecta de las muy nobles lenguas española y portuguesa”.

Gabriela Mistral. Foto: Wikimedia Commons

Gabriela Mistral. Foto: Wikimedia Commons

1938: Pearl Buck (Estados Unidos)

Conocida por sus obras que relataban la vida en China a inicios del siglo XX y sobre el constante conflicto entre Oriente y Occidente, Pearl Buck fue una escritora y activista a favor de los derechos de los niños mestizos, creando una agencia de adopción para niños y niñas concebidas y nacidas en Asia, de padres militares estadounidenses.

Aunque nació en Virginia Occidental en 1892, pasó gran parte de su juventud en China, hasta su regreso a Estados Unidos en 1935.

Te recomendamos: Las dos mexicanas que TIME incluyó entre las personas más influyentes de 2020

Buck comenzó a escribir artículos para revistas estadounidenses en la década de los 20 y en 1930 publicó su primera novela ‘Viento del Este, viento del Oeste’.

Además de su Premio Nobel, la escritora recibió el Premio Pulitzer y la Medalla William Dean Howells por su novela La buena tierra (1931), que junto con Hijos (1932) y Un hogar dividido (1935) conformó la trilogía de la familia Wang.

A lo largo de su carrera, Pearl Buck publicó más de setenta libros.

Pearl Buck. Foto: Wikimedia Commons

Pearl Buck. Foto: Wikimedia Commons

1928: Sigrid Undset (Noruega)

La ganadora del Premio Nobel de Literatura fue una apasionada por la historia medieval de Noruega y una opositora vocal del régimen nazi, Sigrid Undset es reconocida por hablar sobre el papel de la mujer en la clase media y sobre religión.

Undest huyó a Estados Unidos de Noruega en 1940 por la ocupación nazi, pero se mantuvo como una voz de la resistencia, apoyando a sus compatriotas a través de su escritura y una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, regresó a su país.

Entre sus obras más reconocidas están Kristin Lavransdatter y Olav Audunssön, donde habla sobre el conflicto entre el amor terrenal y el amor divino.

Sigrid Undset. Foto: Wikimedia Commons

Sigrid Undset. Foto: Wikimedia Commons

1926: Grazia Deledda (Italia)

Originaria de Cerdeña, Deledda fue reconocida con el Nobel de Literatura por narrar la vida en su isla natal “con profundidad y simpatía hacia los problemas de la humanidad”.

¿Lo más impresionante? Aunque Grazia solo estudió cuatro años en la escuela, escribió cuentos, novelas, poemas, artículos y obras de teatro. Su primera novela fue La flor de Cerdeña.

Si en algún momento visitas la isla de Cerdeña puedes ir al pueblo de Nuoro (donde Grazia vivió y creció): ¡hay un tour para visitar los lugares donde esta escritora italiana ambientó sus novelas!

Grazia Deledda. Foto: Wikimedia Commons

Grazia Deledda. Foto: Wikimedia Commons

1909: Selma Lagerlöf (Suecia)

A principios del siglo XX ocurrió lo que por muchos años se había evitado: que una mujer ganara el Premio Nobel de Literatura.

La primera fue Selma Lagerlöf, una maestra rural sueca que se convirtió en un símbolo feminista y apoyo constante al movimiento de las sufragistas suecas.

En 1911 pronunció estas palabras para expresar que era hora de que las mujeres tuvieran presencia política: “la mujer, con el hombre a su lado, ha creado el hogar ideal; ahora es tiempo de que las mujeres cooperen con los hombres y juntos puedan crear el Estado ideal”.

Su novela insignia es Jerusalem, pero se le recuerda con cariño por El maravilloso mundo de Nils Holgersson, un libro que ya tiene un lugar muy especial en la literatura infantil.

Selma Lagerlöf. Foto: Wikimedia Commons

Selma Lagerlöf. Foto: Wikimedia Commons