Comparte
Nov 27/2020

¿Reunirse en Navidad y Año Nuevo? Sigue estas recomendaciones para reducir los riesgos

La pandemia de COVID-19 ha marcado un antes y un después en la historia de la humanidad y en la vida de las personas que la estamos viviendo.

El aislamiento, la incertidumbre, el estrés y el duelo han sido algunas de las consecuencias emocionales de la pandemia.

Tantos meses en el encierro han generado algo conocido como fatiga de pandemia: estamos exhaustos.

Te interesa: El duelo de nuestra vida pasada y cómo lo vivimos

Conforme el tiempo pasa observamos en Instagram cómo nuestros amigos y familiares han empezado a romper el aislamiento.

Y como Navidad y Año Nuevo ya están a la vuelta de la esquina seguramente veremos más gente reuniéndose, pero…

¿Qué tan buena idea es reunirnos para Navidad y Año Nuevo en medio de una pandemia?

“Antes de decir si es buena o mala idea hacer o no hacer algo es importante poner en contexto qué es lo que está pasando y cuál es la situación actual de lo que estamos viviendo.

“Desafortunadamente mucha gente se está infectando por no tener el conocimiento adecuado o por no seguir las medidas adecuadas para protegerse a sí mismos y para proteger a la gente a su alrededor”, opinó la doctora Gabriela García, experta del Departamento de Virología de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Pero hay otra cosa cierta. En palabras de la doctora García, la pandemia ha hecho que las personas, ya cansadas del aislamiento social, empiecen a generar prácticas para reunirse bajo ciertas condiciones.

Checa: ¿Por qué estamos tan enojados? Un clavado a esta emoción en tiempos de pandemia

Condiciones que, de alguna manera, reducen el riesgo de infectarte de COVID-19, pero que no lo eliminan por completo.

“La recomendación es, por supuesto, cambiar nuestras estrategias de reunión a reuniones virtuales de ser posible”, opinó la doctora. 

Pero sabemos que a veces eso no es posible o que, simplemente, habrá personas que se reunirán aunque esto implique el riesgo de contraer COVID-19.

Estos riesgos que son implícitos al planear una fiesta tienen que darse a conocer a las personas para que tomen la mejor decisión de la mejor manera” dijo la viróloga.

Así que si ya decidiste que harás una reunión y quieres saber cuál es la manera menos riesgosa de llevarla a cabo, estas son algunas recomendaciones de la experta de la Facultad de Medicina de la UNAM y los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Reuniones con poca gente

Tanto la doctora García como los CDC recomiendan no hacer reuniones presenciales con personas que no vivan en tu misma casa. En lugar de eso puedes optar por reuniones virtuales a través de plataformas como Zoom o House Party.

Checa: Fiestas en pandemia: cuatro opciones para celebrar desde casa

“Si no es posible una reunión virtual, hacer reuniones de poca gente, en un lugar altamente ventilado o al aire libre de ser posible”, recomendó la doctora García.

navidad ño nuevo fiestas seguras covid-19 pandemia

No abrazarse, no saludarse de mano ni beso, usar cubrebocas y sana distancia

Si no fue posible para ti quedarte en casa, lo que puedes hacer es seguir de forma muy estricta las medidas de seguridad que nos han repetido hasta el cansancio

“Es muy importante seguir todas las medidas de sanitización en el lugar: limpiar constantemente los picaportes de las puertas, los sanitarios, llevar cubrebocas todo el tiempo y mantener una distancia de 1.5 a 2 metros, lavado constante de manos, no abrazarse, ni besarse”, señaló la especialista.

De acuerdo con los CDC, los organizadores y asistentes de eventos más grandes deben considerar el riesgo de propagación del virus en función del tamaño del evento (número de asistentes y otros factores) y tomar medidas para reducir la posibilidad de infección.

No te pierdas: Por qué importa tanto pensar en la comunidad en tiempos de pandemia

Aislarse y hacerse una prueba antes de reunirse

De acuerdo con la doctora García, algunas personas están ideando maneras más seguras de reunirse. Algunas de ellas son realizar una prueba diagnóstica de COVID-19 y aislarse voluntariamente 15 días antes de reunirse.

Te ayudará este texto de nuestro hermano Animal Político: Cómo hacerte la prueba para detectar covid en un laboratorio privado en CDMX

“Lo que están haciendo es hacerse la prueba de COVID el jueves para que el sábado se puedan reunir. Las personas que hayan salido negativas pueden asistir.

“Esto no es cien por ciento seguro, menos si dejan de usar cubrebocas. Si la persona se infecta en camino a hacerse la prueba, esto podría ocasionar que la prueba salga negativa sin que la persona cuando asista al evento realmente sea negativa”, señaló García.

Este video te interesa:

Evitar largos periodos de convivencia

Los largos periodos de convivencia pueden generar un riesgo mayor.

“Se requiere de 15 a 20 minutos para que una persona tenga el riesgo de contagiarse si existe otra persona que está dispersando el virus en el mismo espacio”, señaló la doctora Gabriela García.

“El riesgo es mayor si las personas se quitan el cubrebocas y están hablando, abrazándose, riéndose o cantando”.

“Es muy difícil para todos, yo entiendo que en México somos muy fiesteros, que nos gusta convivir y hacer fiestas, así que va a ser un reto muy importante disfrutar de las personas que queremos, pero tratando de que todos estemos a salvo”, dijo.

Te interesa: ¿Te enoja ver a la gente de fiesta? Checa cómo trabajar este tipo de emociones en este contexto de pandemia

Los CDC no tienen un límite ni recomiendan un número específico de asistentes a las reuniones.

“El tamaño de una reunión navideña debe determinarse en función de la capacidad de los asistentes de diferentes hogares para mantenerse separados por dos metros , usar cubrebocas , lavarse las manos y seguir las reglas de salud y seguridad locales y federales”, señalan los CDC.

La hora de la comida

De acuerdo con los CDC y con la doctora García, lo ideal es permanecer con el cubrebocas todo el tiempo. Pero, ¿qué pasa a la hora de la comida?

La doctora García recomendó comer completamente alejados de personas que no vivan en nuestra misma casa.

“Si van a una reunión personas que viven juntas, ellas pueden estar más pegadas, pero alejadas de otros círculos de personas que no viven en la misma casa”, señaló. Una vez que termines de comer, ponerte el cubrebocas”.  

Foto: Unsplash.

Otras recomendaciones para ingerir alimentos y bebidas de los CDC son:

  • Animar a los invitados a llevar alimentos y bebidas para ellos y solo para los miembros de su hogar; evitar las reuniones al estilo de comida donde todos se sirven de todo.
  • Usar cubrebocas mientras preparas o sirves comida a otras personas que no viven en tu hogar.
  • Todos los asistentes deben tener un plan sobre dónde guardar su cubrebocas mientras comen y beben. Guárdenlo en una bolsa seca y transpirable (como una bolsa de tela de malla o de papel) para mantenerlo limpio entre usos.
  • Limitar la entrada y salida de personas de las áreas donde se preparan o manipulan los alimentos, como en la cocina o alrededor de la parrilla, si es posible.
  • Hacer que una persona con cubrebocas sirva toda la comida para que no haya varias personas manipulando los utensilios.
  • Usar platos y vasos de un solo uso o designar a una persona para que sirva productos que se puedan compartir, como aderezos para ensaladas, platos y cubiertos, y condimentos.

También:

  • Asegurarse de que todos se laven las manos con agua y jabón durante 20 segundos antes y después de preparar, servir y comer alimentos y después de sacar la basura. Usar un desinfectante para manos que contenga al menos un 60% de alcohol si no hay agua y jabón disponibles.
  • Designar un espacio para que los invitados se laven las manos después de manipular o ingerir alimentos.
  • Limitar el hacinamiento en las áreas donde se sirve la comida, haciendo que una persona distribuya los alimentos individualmente en los platos, siempre manteniendo una distancia mínima de 2 metros de la persona a la que sirven. Evitar las estaciones de bebidas y buffet.
  • Cambiar y lavar los artículos de lino (por ejemplo, fundas para asientos, manteles, servilletas de lino) inmediatamente después del evento.
  • Ofrecer botes de basura que no se toquen.
  • Lavar los platos en el lavavajillas o con agua caliente y jabón inmediatamente después de la reunión.

La forma de ponerse y quitarse el cubrebocas puede ser crucial

Algunas personas no saben cómo ponerse y / o quitarse el cubrebocas o lo hacen de manera errónea.

“Quitarse y ponerse el cubrebocas puede ser crucial para contaminarte en caso de que en el cubrebocas se haya quedado atrapado el virus. Si te quitas el cubrebocas y te tocas la nariz, la boca o los ojos te puedes contaminar”, dijo la especialista.

Checa: Viajar en pandemia: las tendencias y consejos para disminuir riesgos

¿Cómo debo hacerlo?

  • Lávate las manos.
  • Sujeta el cubrebocas siempre por los elásticos, a la hora de ponerlo y a la hora de quitarlo.
  • Coloca el cubrebocas en un lugar donde no puedas tocarlo, contaminarte o hacer que los demás se contaminen. Nunca en la mesa.
  • Lávate las manos antes y después de hacerlo.

El baño

Una de las cuestiones que debemos tomar en cuenta es que en una reunión, aunque sea con poca gente, debemos compartir el baño.

La recomendación de la doctora García es usar sanitizadores de aire dentro del sanitario y limpiar continuamente superficies que toque la gente: llaves del agua, manijas de las puertas.

Los CDC recomiendan no permitir que se formen filas o multitudes cerca del baño sin mantener una distancia de al menos 2 metros entre personas.

También recomiendan colocar letreros o marcadores que ayuden a los asistentes a mantener la distancia social adecuada de al menos 2 metros.

¡Ah! Y mantener el sanitario ventilado.

Los niños

Este será uno de los aspectos más difíciles de controlar, de acuerdo con la doctora Gabriela García, sobre todo si son niños que son amigos o primos que tienen mucho tiempo sin verse.

“Será un reto importante hacerles entender que deben seguir ciertas normas y que los juegos que hagan no requieran de contacto entre ellos y que no se quiten su cubrebocas. Los niños generalmente presentan la enfermedad de manera asintomática, pero pueden contagiar a sus papás y a sus abuelos”, señaló la especialista de la Facultad de Medicina de la UNAM.

No desesperes, esto va a pasar

La doctora García nos dio un consejo muy importante: no caer en la desesperación.

“No entremos en desesperación y tratemos de evitar reunirnos con las personas que queremos para después poder abrazarlas. Aprendamos a ser pacientes, a informarnos y correr los menos riesgos posibles.

“Yo sé que es muy difícil, pero esto va a tener que esperar un poco más. La pandemia no ha terminado y tenemos un rebrote importante ahorita en varios lugares de México y si la gente no se cuida, el número de contagios puede seguir subiendo y la saturación en los hospitales puede llegar a límites que no quisiéramos”, señaló. “Si podemos quedarnos en casa, quedémonos en casa”.