Comparte
Feb 05/2021

Morritas que cambian el mundo: Ruby y su papá diseñan trajes de baño para niñas trans

Foto: Instagram Jamie Alexander @rubiesdad

Ruby tiene 11 años, vive en Estados Unidos y, junto con su papá, ha hecho algo increíble: diseñó un traje de baño para las niñas trans o no binaries.

Puede parecer algo sencillo, pero no tener acceso a ropa que les haga sentir cómodas y libres puede ser un conflicto para niñas y niñes.

Por favor lee: Infancias trans: así es la lucha de los padres por los derechos de sus hijes

Según su papá, Jamie Alexander, desde los 3 años Ruby daba señales claras a sus papás de su identidad de género: le gustaba la ropa y los zapatos diseñados para niñas y andaba de un lado a otro en los tacones de su mamá.

En un inicio pensaba que era una etapa de la edad y pasaría, pero cuando Ruby tenía 4 años, en un viaje a la playa, Jamie y su esposa notaron algunas cosas distintas.

“Mientras algunos niños eligieron ir a nadar al lago o construir castillos de arena, Ruby pasó horas pensando en cómo transforma su toalla en una falda y, una vez que lo logró, caminó por la playa como si estuviera en una sesión de fotos”, relató Jamie en una entrevista para Buzzfeed News.

Para los 5 años, la pequeña se obsesionó con ser una princesa y jugaba a ser Rapunzel, no le gustaba usar playeras y prefería camisetas sin mangas; años después comenzó a usar leggins y playeritas deportivas que sus amigas le prestaban.

Fue entonces que, con el apoyo de sus papás, Ruby comenzó su transición.

Checa: Conoce a Rebekah, la primera heroína trans de Marvel

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jamie Alexander (@rubiesdad)

Cuando Ruby entró a una nueva escuela, comenzó a involucrarse en muchas actividades distintas: gimnasia, danza y natación.

Pero comprar trajes de baño, leggins y leotardos, vestimenta necesaria para esos deportes, comenzó a provocarle ansiedad a Ruby.

Ahí comenzó a gestarse la idea de diseñar trajes de baño para niñas trans.

En la misma entrevista, Jamie, su papá, explicó que Ruby quería usar la misma ropa que sus amigas, “en algunos casos, parecía que ella no podría hacerlo de una forma segura hasta que yo comenzara a explorar opciones para niñas trans”.

Pts pts: Acá una guía básica para ser una buena aliada de la comunidad trans

Y así lo hizo: Jamie buscó diferentes tiendas donde vendieran ropa para personas trans y algunas opciones eran mejor que otras.

Después, en un viaje familiar por Centroamérica, Jamie estaba nervioso de las visitas a las distintos lugares que conocerían, “¿qué debería usar Ruby para la playa en un país que tal vez no esté listo para una niña como ella? Con eso surgió una pregunta más importante: ¿cómo podía a ayudar a niñas como Ruby a disfrutar de las mismas actividades que sus amigas, con el mismo nivel de comodidad y confianza sin importar a dónde fueran?“.

Así nació RUBIES, la marca de ropa interior y trajes de baño para niñas trans, diseñada por Jamie y Ruby.

¿Cómo es el traje de baño para niñas trans?

Parece ropa interior y trajes de baño como cualquier otra, pero con distintos tipos de telas y un poquito más ajustadas para que las niñas trans y niñes no binaries se sientan seguras.

Para saber más: Personas trans ya pueden cambiar su nombre y género en su acta de nacimiento en Tlajomulco

Cada par de calzoncitos o el traje de baño es ajustado, tiene una compresión que ayuda a que todo se mantenga en su lugar y está diseñado para usar en la playa, el gimnasio, las albercas o clases de baile.

Por fuera está hecha de spandex ajustable, y por dentro hay dos capas de malla que mantiene todo en su lugar. No hay necesidad de doblar ni de poner ningún material acolchado en el frente”, explica Ruby en un video donde muestra cómo es la ropa interior.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jamie Alexander (@rubiesdad)

Los calzoncitos tienen un costo de 25 dólares cada uno (unos 500 pesos), el bikini cuesta 44 dólares (880 pesos mexicanos, aproximadamente) y el traje de baño completo 51 dólares (poco más de 1,000 pesos).

Checa: Elliot Page, estrella de The Umbrella Academy, anunció que es un chico trans

Sin embargo, en la página de RUBIES aclaran que están reservando un stock de 1,000 bikinis para poder regalar a niñas trans de otros lugares que lo necesiten y los gastos de envío estarán cubiertos.

La campaña se llama Every Girl Deserves To Shine (Cada niña merece brillar) y recaudan fondos a través de ventas de camisetas y patrocinios en Go Fund Me.

Si conoces a niñas trans de escasos recursos, puedes aplicar para hacerle llegar un traje de baño gratis, “todas las solicitudes razonables se atenderán por orden de llegada a medida que los fondos estén disponibles”.

Si la solicitud fue aceptada, te enviarán un correo electrónico informándote que estás en la lista de espera y te dirán en qué lugar de la misma te ubica. Cuando llegue tu turno, recibirás un correo electrónico con un código que puedes utilizar al momento de la compra. Ese código garantiza que se envíe un traje de baño gratis.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jamie Alexander (@rubiesdad)

Para entender mejor: Ni orientación sexual, ni expresión de género: hablemos de la identidad no binaria