Comparte
May 26/2021

No, mis cielas suecas: los chapulines no pertenecen a su Museo de Comida Repugnante

Foto: Cuartoscuro/Especial

Para la muchas personas alrededor del mundo, los chapulines no son más que unos insectos ruidosos. Sin embargo, en México, estos animalitos son parte esencial de la historia de su gastronomía.

Desde la época prehispánica, los chapulines sin sido considerados un manjar para los pobladores de nuestro país y son sólo una de las 549 especies de insectos comestibles en México.

Te interesa: 5 razones por las que la tlayuda es mejor que el ceviche

Pero para el Museo de Comida Repugnante, el cual en 2018 abrió sus puertas en Malmö, Suecia, los chapulines son simplemente uno de los platillos “asquerosos” que forman parte de su exhibición.

Este museo, creado por Samuel West, un psicólogo estadounidense que vive en Suecia desde hace 20 años, incluyó más de 80 platillos de todo el mundo, los cuales los curadores consideran repugnantes.

Algunos de los que están exhibidos son el hákarl (un plato finlandés a base de carne de tiburón), queso francés, una fruta tailandesa llamada durian, pene de toro y hasta huevos de gallina con embriones semidesarrollados.

La BBC explica que el museo toma en cuenta dos requisitos para que una comida entre en su lista:

  1. Que sea comida real (no artículos elaborados en algún laboratorio o fábricas como dulces sabor vómito).
  2. Que disguste a mucha gente.

Sabemos que comer insectos puede ser extraño para muchas personas, pero hay muchos países además de México -como India, China, Australia, Uruguay, entre otros- que también los consumen regularmente.

En total, según la Secretaría de Agricultura y Desarrollo, existen 1,681 especies de insectos comestibles en el mundo.

Los chapulines forman parte de la gastronomía mexicana desde la época prehispánica. Foto: Cuartoscuro

Los chapulines forman parte de la gastronomía mexicana desde la época prehispánica. Foto: Cuartoscuro

Checa también: 4 delicias por las que el internet muere por una cita en Costco

No sólo son ricos, también son buenos para nuestra salud

Y los chapulines no sólo NO SON REPUGNANTES, sino que son altamente nutritivos.

Como cuenta nuestro hermano Animal Gourmet, cada chapulín contiene alrededor del 60 y 70% de su peso en proteínas, por lo que si comes 340 gramos equivale a la proteína de un filete de pescado.

Eso no es todo, ya que si lo comparamos con la carne de pollo y res, los chapulines son mucho más higiénicos porque tienen menos bacterias, parásitos y hormonas.

Por último, son fáciles de digerir gracias a sus grasas amigables con nuestro organismo y son ricos en calcio, magnesio y vitamina B.

Antes de que te vayas: Escuelas sin baños, con grietas y filtraciones dudan regresar a clases el 7 de junio en CDMX