Comparte
Jul 23/2021

Dudas resueltas: por qué tomar paracetamol y alcohol antes de la vacuna covid no es recomendable

En este periodo de vacunación contra la covid-19 hay varias dudas recurrentes: ¿puedo tomar paracetamol antes de la vacuna para prevenir o solo después?, ¿puedo beber alcohol?, ¿qué pasa si estoy enfermo de covid y me vacunan?

Para resolverlas consultamos al doctor Mauricio Rodríguez, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM y vocero para el tema del COVID, e incluimos las voces de otras especialistas.

¿Debo tomar paracetamol antes o después de la vacuna?

Algunas personas están consumiendo medicamentos como paracetamol antes de vacunarse con la intención de no sufrir por los famosos efectos secundarios, pero esto no es una buena idea. 

La misma Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que “no se recomienda tomar analgésicos como el paracetamol para prevenir efectos secundarios antes de recibir la vacuna contra la COVID-19, pues no se conoce cómo pueden afectar el funcionamiento de la vacuna”. 

También te interesa: ¿Por qué los jóvenes tienen reacciones más fuertes a la vacuna covid?

El doctor Rodríguez señala que lo ideal es que solo tomes paracetamol si tienes síntomas como dolor cabeza, fiebre o dolor en la zona del piquete, pero “no de manera preventiva, porque lo mejor es darle al organismo la capacidad de reaccionar y que no haya nada que esté interfiriendo”.

Y OJO: el especialista advierte que NO SE DEBEN USAR ANTIINFLAMATORIOS como el ibuprofeno, nimesulida, naproxeno y aspirina. Lo único que se recomienda después de la vacunación es tomar paracetamol si tienes fiebre o dolor.

Rodríguez explica que las personas que se encuentran bajo tratamiento médico por alguna otra enfermedad no deben suspenderlo, aunque los vacunen. 

¿Puedo tomar alcohol antes o después de la vacuna contra la covid-19?

El personal médico que apoya en las campañas de vacunación desaconseja tomar alcohol después de vacunarte, pero la verdad es que no siempre te indican por cuánto tiempo evitarlo, así que la pregunta es: ¿por qué no se recomienda?

El doctor Rodríguez explica que se da esta indicación por varias razones. La primera es que el consumo de alcohol altera el estado de conciencia y algunas de las percepciones sobre el propio cuerpo. 

“Si se consume alcohol en las primeras horas después de la vacunación podríamos confundir los efectos del alcohol con algún efecto de la vacunación”, advierte el especialista.

Checa: Oh sí, ya existe la “cumbia de la vacunación”

via GIPHY

Parece chiste, pero es peligroso: si no sabes por qué te sientes mal, si por beber o por la vacuna, podrías no reaccionar a tiempo y no recibir la atención médica que necesitas.

De hecho, en esta otra nota, el doctor Jorge Baruch Díaz Ramírez, jefe de la Clínica del Viajero y vocero de la Comisión para la Atención de COVID-19 de la UNAM, también recomienda evitar el exceso de alcohol para estar pendiente de los signos y síntomas que puedas presentar.

El alcohol en exceso podría interferir con el funcionamiento del sistema inmune

El doctor Rodríguez explica que el consumo de alcohol afecta el funcionamiento del hígado y del sistema inmune. 

En este número de la revista científica Alcohol Research: Current Reviews ( ARCR ) se resumen algunas evidencias de que el alcohol altera las vías inmunológicas. 

Dice, por ejemplo, que “estas alteraciones pueden afectar la capacidad del cuerpo para defenderse de las infecciones, contribuir al daño orgánico asociado con el consumo de alcohol e impedir la recuperación de una lesión tisular (lesión que sufre la piel)”.

Mira: Pilita, Pandemio y Bongo: las botargas de la vacunación que se robaron nuestros corazones

La misma Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que “el consumo de bebidas alcohólicas, sobre todo si es excesivo, debilita el sistema inmunitario y reduce la capacidad para hacer frente a las enfermedades infecciosas, incluida la COVID-19. El consumo excesivo de alcohol es un factor de riesgo de síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), una de las complicaciones más graves de la COVID-19”.

El académico menciona que los efectos de beber después de la vacuna no están estudiados o estandarizados, pero señala que “podríamos suponer que al tomar alcohol la respuesta de nuestro organismo a la vacuna no va a ser la mejor. Por eso se recomienda no consumirlo, para que nuestro cuerpo trabaje lo mejor posible”.

Si te quieres echar una cerveza, el especialista recomienda dejar pasar al menos 72  horas, es decir, los primeros 3 días después de la vacuna, para que las personas puedan reaccionar ante cualquier evento adverso y también para que el cuerpo funcione correctamente. 

En diciembre del año pasado, el mismo Alexander Ginzburg director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, donde se desarrolló la vacuna Sputnik, aclaró que “no se trata de una prohibición total del alcohol durante la vacunación”, sino de “una limitación razonable de consumo hasta que el cuerpo haya formado su respuesta inmune a la infección de coronavirus”. 

Recomendación que, dijo, no solo aplica para la vacuna Sputnik V, sino también para cualquier otra vacuna.

“Es importante comprender que el consumo excesivo de alcohol puede reducir significativamente la inmunidad y, por lo tanto, reducir la eficacia de la vacunación o hacer que no tenga ningún sentido”, dijo en un comunicado citado por Chequeado.

La doctora Eva Acosta, investigadora del Conicet y especialista en Inmunología, también declaró a Chequeado que “las principales evidencias científicas que existen dicen que un consumo crónico y excesivo de alcohol reduce la respuesta inmune a las vacunas. Desde el punto de vista inmunológico no encuentro razón para prohibir o recomendar no consumir alcohol, siempre que se haga en los límites razonables para la salud”, concluyó la investigadora.

Aunque, de acuerdo con el doctor Mauricio Rodríguez, el problema es que “consumo moderado” no significa lo mismo para todos. 

via GIPHY

Solo como dato curioso, la Clínica Mayo explica que el consumo moderado de alcohol en adultos sanos generalmente significa hasta una copa al día para las mujeres y hasta dos copas al día para los hombres.

Algunos ejemplos de una bebida incluyen:

Cerveza: 12 onzas líquidas (355 mililitros).

Vino: 5 onzas líquidas (148 mililitros).

Bebidas alcohólicas destiladas (80 grados): 1,5 onzas líquidas (44 mililitros).

Si te enfermaste debes esperar un poco para la vacuna

La Secretaría de Salud y los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos detallan que quienes estén enfermos de COVID no podrán vacunarse hasta que se hayan recuperado. 

Los CDC señalan que las personas que hayan tenido una exposición conocida a COVID-19 no deben buscar la vacuna hasta que finalice su período de cuarentena, para evitar exponer al personal de atención médica y otras personas durante la visita de vacunación.

Aquí es importante hacer una acotación: no importa cuánto tiempo esperaste para bailar en la fila de la vacuna, la sana distancia, el uso de cubrebocas y el lavado frecuente de manos siguen siendo necesarios incluso en los centros de vacunación. 

Pero como todos sabemos, en las últimas semanas los contagios han aumentado y es posible que estés infectado sin saberlo o, incluso, que te contagies minutos antes o después de la vacunación.

via GIPHY

Al respecto, el doctor Rodríguez señala que quienes se enferman de COVID deben esperar al menos dos semanas desde que les dieron el alta médica para poder vacunarse.

Aunque, claro, todo depende de si se sufrió COVID grave, moderado o leve. Es decir, esto depende de cada caso y de la recuperación de cada persona, por lo que un profesional de la salud será el indicado para aconsejar cada caso. 

Si te vacunas sin saber que estás enfermo, lo que puede pasar es que “la vacuna no te haga efecto como se necesita”, dice el especialista. 

Rodríguez explica que en este caso “vas a tener anticuerpos por la enfermedad que va a estimular tu sistema inmune, pero si tú ya estás contagiado y te vacunas, lo más probable es que la vacuna no va a tener ningún efecto sobre esa enfermedad”.

Si te vacunan estando enfermo, lo único por hacer es esperar el tiempo necesario para recibir tu segunda dosis. ¡Ojo! Eso no significa que luego debas ir por una tercera u otra dosis adicional. 

Pero no te preocupes, si te enfermaste seguro generas anticuerpos y la vacuna te sirve de refuerzo, así lo explica el infectólogo José David Urbaez Brito, director científico de la Sociedad de Infectología del Distrito Federal de Brasil a Salud con Lupa:  “Lo que se ha demostrado es un efecto tipo refuerzo en aquellas personas que ya tuvieron la enfermedad y tienen anticuerpos neutralizantes detectados (hay recordar que no todos los infectados tienen esos anticuerpos detectados). Cuando son vacunados, hay un gran aumento de los títulos de esos anticuerpos”.

También es importante recordar que todavía no hay suficiente información disponible para decir si las personas están protegidas de contraer COVID-19 después de haberlo tenido (inmunidad natural) ni durante cuánto tiempo. Por eso sí necesitas vacunarte aunque ya te hayas enfermado, según explica la Universidad Johns Hopkins.

Recuerda que la vacuna no es para evitar que te contagies, sino para prevenir que si te enfermas no desarrolles un cuadro grave o mueras.