Comparte
Mar 22/2022

Aves, ranitas, ajolotes: los animalitos que viven en el Lago de Texcoco

Foto: IG @inakiecheverria

En México ya sabemos la historia reciente del Lago de Texcoco: a grandes rasgos, ahí se estaba construyendo el AICM, diseñado por los arquitectos Norman Foster y Fernando Romero; sin embargo, en 2019, tras ganar las elecciones, Andrés Manuel López Obrador anunció que nel, que nada de aeropuerto y canceló la obra.

Ayer, tres años después de la cancelación del AICM, se inauguró el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), en Zumpango, Estado de México.

Lee: Todo lo que puedes hacer en el AIFA que no puedes hacer en ningún otro aeropuerto del mundo

Y hoy, el presidente firmó un decreto con el que declaró que el Lago de Texcoco es ahora área natural protegida con el carácter de Área de Protección de Recursos Naturales.

El halcón mexicano es una especie nativa. (Foto: Wikimedia Commons)

El halcón mexicano es una especie nativa. (Foto: Wikimedia Commons)

¿Por qué importa el Lago de Texcoco?

Primero lo primero: el decreto, que hoy mismo fue publicado en el Diario Oficial de la Federación, detalla que la zona que se declara área natural protegida tiene una superficie de 14 mil hectáreas.

Se ubica en los municipios del Estado de México:

  1. Texcoco.
  2. Atenco.
  3. Chimalhuacán.
  4. Ecatepec de Morelos.
  5. Nezahualcóyotl

Puedes leer: Las especies de animales que se extinguieron en la última década

Las monjitas son una de las aves que habitan el Lago de Texcoco. (Foto: WHSRN)

Las monjitas son una de las especies de aves que habitan el Lago de Texcoco. (Foto: WHSRN)

Algo importante que debemos entender es que, en realidad, el Lago de Texcoco ya no existe como tal.

El que se secara llevó siglos (el crecimiento de la mancha urbana fue, por supuesto, una de las principales razones) y lo poco que queda actualmente es de sólo 10 km2.

Te recomendamos: El Pedregal: un ecosistema de CDMX que resguarda especies endémicas mexicanas

Para revertir este proceso, desde hace algunas décadas se han creado humedales artificiales que realizan las funciones que tenía el lago original: contener las aguas de los ríos que ahí llegan, lo que evita inundaciones en la CDMX y área conurbada.

Además, sirve como recarga de acuíferos e impide el hundimiento de la ciudad, según explica la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) en su Estudio previo justificativo para el establecimiento del área natural protegida.

Ahora bien, el más grande de esos humedales es el Lago Nabor Carrillo, en el que habitan unas 200 mil aves de distintas especies.

Mira: La mariposa monarca, su migración y los santuarios: ¿dónde verla y cómo hacerlo de manera responsable?

La rana de Moctezuma es una especie endémica mexicana. (Foto: Wikimedia Commons)

La rana de Moctezuma es una especie endémica mexicana. (Foto: Wikimedia Commons)

Los animalitos que viven en el lago

La zona es un humedal importante tanto para aves migratorias como para especies nativas y endémicas.

En el lago se han identificado 182 especies de aves, de las cuales 30 son del grupo de aves playeras (aves acuáticas), según explica la organización canadiense WHSRN, dedicada a proteger este tipo de animalitos.

La asociación internacional explica que, en promedio, 150 mil aves migratorias descansan en el Lago de Texcoco. Es decir, es un sitio clave para la reproducción, invernación (o sea que pasan el invierno acá), alimentación y descanso.

Puedes leer: Bisontes, lobos y perritos: gracias al trabajo científico, las praderas mexicanas de Janos vuelven a la vida

Durante el anuncio de hoy, las autoridades explicaron que se permitirá el ecoturismo y se buscará la restauración ecológica. También habrá reforestación de la zona, así como agricultura y ganadería.

Para que esto se logre, el gobierno federal aseguró que se invertirán 4 mil 556 millones de pesos y se prevé que las obras terminen en 2023.

Además de las increíbles aves migratorias, entre los animalitos que viven en el Lago de Texcoco, destacan especies endémicas, como la ranita de Moctezuma y la tortuga “casquito de burro”, o el ajolote de arroyo y el ajolotito de Xochimilco.

Ajolote de arroyo. (Foto: Sedema)

Ajolote de arroyo. (Foto: Sedema)

Antes de irte lee: Todo sobre la temporada de avistamiento de ballenas en México: rutas y cómo hacerlo de manera responsable